• Medio Rural convoca cerca de un millón de euros en ayudas para indemnizaciones por sacrificio obligatorio de animales
  • El plazo de presentación de solicitudes arranca mañana y se prolongará hasta el 30 de noviembre

 

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publicó ayer con un presupuesto próximo al millón de euros una nueva orden de ayudas de la Consellería de Medio Rural para indemnizar el sacrificio obligatorio o muerte de animales en ejecución de programas y actuaciones oficiales de vigilancia, lucha, control y erradicación de enfermedades. La convocatoria de este año 2020 está dotada, en concreto, de un presupuesto de 935.244 euros.

Podrán beneficiarse de estas aportaciones los titulares con ganado vacuno, ovino o caprino que muera o deba sacrificarse por padecer o convivir con reses afectadas por la tuberculosis, brucelosis, leucosis o lengua azul. También los que tengan animales sacrificados, muertos o destruidos por encefalopatías espongiformes transmisibles y aves sacrificadas dentro de los programas nacionales de control de salmonela, por un foco de influenza aviar o por enfermedad de Newcastle. También, podrá indemnizarse la muerte o sacrificio de animales a consecuencia de una resolución o de actuaciones sanitarias oficiales impuestas por la autoridad competente, así como por tratamientos y manipulación preventivas o con fines de diagnóstico.

Para tener derecho a estas ayudas es imprescindible que la explotación esté correctamente inscrita en el Registro General de Explotaciones Ganaderas (REGA) y cumplir la normativa en vigor sobre sanidad e identificación animal, movimiento pecuario, bienestar y alimentación animal. También será de obligado cumplimiento estar al día de los programas nacionales de vigilancia, lucha, control y erradicación de enfermedades de los animales y que sea efectivo el sacrificio obligatorio ordenado por la Consellería de Medio Rural.

El plazo de presentación de las solicitudes se prolongará desde hoy, día siguiente al de la publicación de la orden en el DOG, hasta el 30 de noviembre de 2020. Los órganos gestores tramitarán, además de las indemnizaciones correspondientes al año 2020, todas las solicitudes que quedasen pendientes del ejercicio anterior.