Ayudas para corregir impactos paisajísticos en edificios y equipamientos municipales

  • La Xunta concederá hasta 25.000 euros a los ayuntamientos
  • Ángeles Vázquez adelanta que a partir de la próxima semana los municipios de menos de 20.000 habitantes podrán presentar una solicitud la esta nueva línea de ayudas, que se convoca por primera vez con un importe de 800.000 euros
  • Recuerda que se suma a la línea de incentivos dirigida a particulares para hacer pequeñas intervenciones en sus propiedades, convocada en abril por un importe inicial de un millón de euros y ampliada en 200.000 euros; con el fin de atender el 100% de las solicitudes presentadas y que cumplen los requisitos
  • Ambas líneas de ayudas responden al compromiso del Gobierno gallego con la protección del paisaje en todas sus formas

 

La Xunta de Galicia concederá ayudas de hasta 25.000 euros a los ayuntamientos gallegos que deseen corregir impactos paisajísticos en edificios y equipamientos municipales. El Diario Oficial de Galicia del próximo viernes publicará la Orden diseñada por el Instituto de Estudios del Territorio, aprobada recién por el Consello da Xunta, para renovar, acondicionar o intervenir sobre inmuebles de su propiedad que influyen negativamente en el entorno en la que se localizan.

Así lo adelantó ayer la conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, durante una visita a la aldea de Puxedo, donde pudo comprobar las actuaciones que se están ejecutando gracias a unas ayudas del Gobierno gallego; y donde animó a los ayuntamientos beneficiarios a presentar una solicitud a esta nueva línea de incentivos, que se convoca por primera vez con un importe de 800.000 euros.

La conselleira destacó que se trata de una nueva orden dirigida a ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes, para ayudarlos a emendar impactos paisajísticos, en sus edificios como en equipamientos públicos de titularidad municipal.

“Es primera vez que se establecen este tipo de incentivos directos para mejorar el aspecto de los inmuebles” e indicó que se fijan dos líneas diferenciadas, como las intervenciones sobre edificios o dependencias que alberguen servicios municipales, incluyendo actuaciones de renovación de acabados exteriores en fachadas, cubiertas y cerramientos. La subvención supondrá el 70% del inversiones previsto, con un límite máximo de 25.000 euros por ayuntamiento.

La segunda línea apuesta por actuar sobre fuentes, hórreos, lavaderos públicos y palcos de música a través de la ejecución de trabajos de acondicionamiento, rehabilitación o relevo, parcial o total, de los elementos deteriorados. En este caso, el porcentaje subvencionable también será del 70% del coste de la obra, con un límite de 10.000 euros.

Las actuaciones deberán adaptarse o bien a los criterios fijados en la Guía de color y materiales de Galicia, o bien a los de la Guía de buenas prácticas de caracterización e integración paisajística de vallados.

Evitar el impacto paisajístico de construcciones particulares

La conselleira de Medio Ambiente destacó que la Orden que se convocará en el DOG del próximo viernes se suma a la línea de incentivos convocada en abril para emendar y corregir impactos paisajísticos en edificación de particulares y comunidades.

Vázquez Mejuto destacó que el programa fue un éxito pues el presupuesto inicial de un millón de euros, se amplió recién -en 200.000 euros- para atender el 100% de las solicitudes presentadas y que cumplen los requisitos.

Así, se repartirán 1,2 millones de euros en 450 ayudas concedidas, que implican la movilización de 2,5 millones de euros, y en el caso de Lobios supusieron un total de 15 actuaciones, es decir, 15 vecinos que vieron en este programa una oportunidad para embellecer su ayuntamiento.

En ese sentido, la alcaldesa de Lobios, Carmen Yáñez, destacó que la decisión de los vecinos de ejecutar estas mejora con un criterio de continuidad, y no de manera individual, acerca valor al ayuntamiento y un motivo más para ser un referente en la Baixa Limia.

Ambas órdenes, que suman un importe de 2 millones de euros, se enmarca en el compromiso del Gobierno gallego con la protección del paisaje en todas sus formas —naturales, rurales, urbanas y periurbanas— ; ya que esta es un elemento fundamental de la calidad de vida de las personas, por lo que también debe ser el fiel reflejo de un medio ambiente de calidad y de una sociedad en relación armónica con el entorno.