• Medio Ambiente se suma a la campaña ‘Ourense Recopila’ para concienciar a la ciudadanía sobre el reciclaje de pilas y baterías
  • La iniciativa recorrerá durante un año diferentes ayuntamientos de la provincia con el objetivo de sensibilizar sobre la importancia de promover la recogida selectiva de este tipo de residuos
  • La directora xeral de Calidade Ambiental e Cambio Climático, María Cruz Ferreira, asistió esta mañana a la inauguración de la carpa informativa instalada en Allariz, municipio donde arrancó oficialmente la campaña
  • Una sola pila de botón puede contaminar hasta 600.000 litros de agua, el equivalente al consumo de 30 personas durante toda su vida
  • Durante 2017 se recuperaron en Galicia 225.356 kilos de pilas, lo que supone un incremento de un 23% con respeto a las cifras de hace 9 años

 

Una nueva campaña para fomentar y concienciar sobre el reciclaje de pilas, acumuladores y baterías arrancó hoy en Allariz. Bajo el lema Ourense Recopila, esta iniciativa recorrerá durante un año distintos municipios de la provincia de Ourense con actividades y material divulgativo que se pondrá a disposición de los ciudadanos interesados en conocer cuál es la manera idónea de reciclar estos residuos.

La campaña, impulsada por Ecopilas, la fundación encargada en España de la concienciación y gestión de los residuos de pilas y baterías, y que cuenta con el apoyo de la Xunta de Galicia, arrancó esta mañana oficialmente en el Ayuntamiento de Allariz, con la instalación de una carpa informativa y la presentación oficial de los objetivos de Ourense Recopila.

En el acto participó la directora xeral de Calidade Ambiental e Cambio Climático, María Cruz Ferreira, quien resaltó la importancia de apostar por iniciativas como esta para que la cultura del reciclaje y gestos tan sencillos como depositar cada tipo de residuos en el colector adecuado se conviertan en algo cada vez más habitual entre la población gallega.

Ourense Recopila le da continuación a una campaña piloto impulsada el año pasado en algunos municipios de la provincia de Lugo con el mismo objetivo. Ante el éxito logrado, Ecopilas decidió repetir la experiencia, trasladándola en esta ocasión a la provincia de Ourense. Una carpa itinerante recorrerá durante un año varios municipios ourensanos y desde ella, un equipo de monitores medioambientales informará, asesorará y concienciará a la población con el objetivo de incrementar los actuales índices de recogida de estos residuos entre los vecinos.

Asimismo, también se habilitará un servicio de recogida con un número de teléfono (982254878) en el que los ciudadanos podrán contactar con los responsables de los puntos de recogida de pilas de cada ayuntamiento.

 

Objetivos compartidos con ‘Pilabot’

Esta iniciativa se suma y complementará a la campaña Pilabot, puesta en marcha a comienzos del pasado mes de octubre por parte de la Consellería de Medio Ambiente, en colaboración con los gestores Ecopilas, ERP y Ecolec, para sensibilizar a los escolares gallegos sobre la importancia de recoger y depositar en los lugares idóneos este tipo de residuos, al tiempo que se les informa de su impacto medioambiental.

Como actividad central de Pilabot, la Xunta acaba de poner en marcha un concurso de reciclaje de pilas en el que se inscribieron 150 colegios de primaria y secundaria de toda Galicia. Los centros que consigan las mejores cifras de recogida recibirán un premio económico, que deberán destinar a la compra de material escolar o deportivo para la realización de actividades educativas.

Asimismo, esta novedosa campaña también incluirá acciones informativas y charlas educativas en los colegios adheridos, así como actividades participativas y un concurso de fotografía creativa #eusonpilabot, en el que las tres fotos que consigan en las redes sociales más “me gusta” también recibirán un premio. Todas las acciones programadas en el marco de Pilabot se prolongarán hasta el mes de marzo, con una fiesta final y la entrega de premios a los ganadores de las distintas actividades

Un residuo altamente contaminante

Hace falta recordar que este tipo de residuos tienen una alta carga contaminante. A modo de ejemplo, una sola pila de botón, como la que se emplea en un reloj, puede contaminar hasta 600.000 litros de agua, lo que equivale al consumo de 30 personas durante toda su vida, por lo que resulta primordial que este tipo de residuo se deposite en el colector correspondiente para darle el tratamiento idóneo.

Además, las pilas se encuentran en múltiples dispositivos, como juguetes, cámaras, linternas, relojes… por lo que desde la Consellería de Medio Ambiente se considera fundamental fomentar su correcta separación no solo en los hogares, sino también en los trabajos, centros de ocio o colegios.

En este sentido, la coincidencia con la Navidad de campañas como la que hoy arrancó en Ourense o Pilabot serán una buena herramienta para ayudar a concienciar a los jóvenes y a sus familias sobre la forma más adecuada de reciclar pilas y baterías en una de las épocas del año de mayor consumo de aparatos eléctricos y electrónicos.

En todo caso, hace falta subrayar que en los últimos años se ha incrementado de forma notable la concienciación entre la población gallega con respecto al tratamiento de las pilas, pero aún queda margen para mejorar. Según las cifras de 2017 (último año con datos completos disponibles), en Galicia se recuperaron 225.356 kilos de pilas, lo que supone un incremento de un 23% en los últimos 9 años.