• Xosé Manuel Fernández Montes es Asesor Jurídico en Derechos de Autor, especialista en Propiedad Intelectual
  • En esta nueva aportación aborda los tipos de licencias para disponer de las obras de autor

El autor puede desear que sus obras estén a disposición de otras personas libremente o puede delimitar qué usos estarán restringidos y cuáles serán de libre acceso al público. Esta información deberá indicarse siempre en la obra para que terceros interesados en utilizarla puedan conocer el alcance de protección que tiene y actuar en consecuencia.

Respecto a los usos de la obra y su disponibilidad por terceros debemos tener presente siempre el tipo de licencia que le afecta. La que actualmente se considera como genérica es el copyright pero está cogiendo fuerza y cierta relevancia la alternativa del  copyleft.

Copyright

Definición: derecho que tiene el autor, incluido el autor de un programa informático, sobre todas y cada una de sus obras y que le permite decidir en qué condiciones se explotan económicamente.

Copyright es un concepto empleado en el derecho anglosajón para referirse a lo que conocemos como derecho de autor en el derecho continental y que comprende básicamente su parte patrimonial. Literalmente significa “derecho de copia”.

Es el método clásico de reserva plena y se suele materializar con el símbolo ©, el nombre del autor y precisar también el lugar y año de divulgación de la obra. También hay costumbre de poner, para reforzar, la nota “todos los derechos reservados”.

En este sentido es muy común decir que una obra tiene copyright para dejar constancia de que tiene todos los derechos reservados. La reserva es plena y cerrada, quedando todos los derechos de propiedad intelectual (los patrimoniales, los morales son indisponibles) reservados en exclusiva para uso y disposición de su autor.

 

Copyleft

El Copyleft es una licencia alternativa al copyright. Nació como un método general para hacer un programa informático libre, exigiendo que todas las versiones modificadas y extendidas del mismo fuesen también libres. Aunque esta licencia haya nacido a partir de un programa informático en la actualidad se  está utilizando para cualquier otro tipo de creación.

Esta palabra comenzó a utilizarse en los años setenta por oposición a copyright para señalar la libertad de difusión que los creadores otorgaban a determinados programas informáticos. En la actualidad sigue siendo una licencia alternativa y ofrece cobertura a cualquier tipo de obra.

Con este tipo de licencia el autor delimita voluntariamente los usos que estarán restringidos, según sus necesidades e intereses, y los que serán de disposición libre para el público. Se reservarán, pues,  unos derechos y se cederán otros para aprovechamiento colectivo pero bajo unas determinadas condiciones.

Las obras copyleft también pueden inscribirse en el Registro de la Propiedad Intelectual y sus licencias tienen sus propios distintivos que transmiten información sobre condiciones de uso.

Una de las licencias copyleft más conocidas a nivel mundial es Creative Commons y su símbolo es (cc). Aquí un ejemplo muy común de cláusulas a las que el cedente puede condicionar el ejercicio de sus derechos en este tipo de licencias:

 

Xosé Manuel Fernández Montes de Hermanager Producións