• El Seprona tomó declaración a un vecino de Ourense como presunto autor de un delito de abandono de animales

Reses muertas

 

El día 13 de abril, el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Comandancia de la Guardia Civil de Ourense, procedió a tomar declaración en calidad de investigado a A.M.B, de 28 años de edad, vecino de Ourense, como presunto autor de un delito de abandono de animales domésticos con resultado de muerte, por no proporcionarles durante un largo período de tiempo, las necesidades  básicas de cuidado a un rebaño ovino y caprino.

Tras realizar una inspección en una nave sita en una finca situada en A Lama (Piñor), la Guardia Civil localizó  41 reses, en avanzado estado de descomposición, sin perjuicio de que el número pudiese ser mayor, dado los múltiples  restos óseos esparcidos por toda la instalación.

El Seprona procedió a la recogida y gestión de los cadáveres y restos óseos, con la finalidad de evitar cualquier riesgo para la salud pública.

Explotación

 

La persona investigada había percibido una subvención de 22.000 euros, dentro de las ayudas para la incorporación de jóvenes a la actividad agraria y ya había sido investigado en el año 2017, como presunto autor de un delito de abandono de animales domésticos con resultado de muerte, por hechos ocurridos en Liñares (Nogueira de Ramuín).

En el marco de la presente investigación colaboran Seprona, Ayuntamiento, Policía Local y Protección civil de Barbadás, así como el Servicio de Ganadería de la Delegación territorial de Ourense de la Consellería de Medio Rural de la Xunta de Galicia.