• El conselleiro de Sanidad destaca la mejora que supuso la nueva Ley de sanidad para el Hospital Comarcal de Valdeorras
  • Almuiña destacó que gracias a la Ley fue posible mantener la asistencia en traumatología y medicina interna, aumentar la oferta de especialidades y poner en marcha la unidad de Hospitalización a domicilio y cuidados paliativos
  • La actividad del Hospital de Valdeorras permitió el pasado año la realización de 2.417 intervenciones quirúrgicas, 3.288 ingresos, 65.906 consultas y 12.411 urgencias

 

El conselleiro de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, destacó ayer en el Pleno del Parlamento de Galicia la mejora que supuso para el Hospital Comarcal de Valdeorras (HCV) la nueva Ley de Salud. Almuiña remarcó que, gracias al área sanitaria de la que forma parte el distrito de Valdeorras, fue posible mantener la asistencia en las especialidades de traumatología y medicina interna.

También se refirió el conselleiro al aumento de la oferta de especialidades que antes no había, como neurología, digestivo, endocrinología y reumatología; de la extensión de la cardiología; y la puesta en marcha de la unidad de Hospitalización a Domicilio (HADO) y de Cuidados Paliativos, evitando el traslado de pacientes a Ourense para seguir estos tratamientos o acudir a consulta en todas ellas.

Según dijo Almuiña la nueva Ley de Salud ayuda a los comarcales, evitando que la falta puntual de un especialista propio afecte a la actividad asistencial diaria ni a los pacientes, especialmente en especialidades que no cuentan con profesionales disponibles en el mercado laboral o cuando los profesionales optan por centros sanitarios de mayor volumen de población.

El conselleiro remarcó que, gracias al área sanitaria de la que forma parte el distrito de Valdeorras, fue posible mantener la asistencia en las especialidades de traumatología y medicina interna. También se refirió Almuiña al aumento de la oferta de especialidades que antes no había, como neurología, digestivo, endocrinología y reumatología; de la extensión de la cardiología; y la puesta en marcha de la unidad de Hospitalización a Domicilio (HADO) y de Cuidados Paliativos, evitando el traslado de pacientes a Ourense para seguir estos tratamientos o acudir a consulta en todas ellas.

En cifras, el conselleiro subrayó que la actividad del HCV permitió la realización de 2.417 intervenciones quirúrgicas, 3.288 ingresos, 65.906 consultas y 12.411 urgencias durante 2018. El Hospital de Valdeorras tiene uno de los mejores resultados a nivel gallego en cuanto a tiempos de consulta con 34 días.

En lo que se refiere a los tiempos medios de espera quirúrgica, Almuiña se refirió a un tiempo medio de 37,6 días “y ninguna persona espera más de 3 meses”, dijo. También dijo que el tiempo medio de espera quirúrgico de prioridad 1 está en 3 días y en consultas externas, en 34,5 días.

El conselleiro de Sanidad insistió en que “con la nueva Ley de Salud no se cerraron los hospitales comarcales sino que trabajamos para mejorarlos”. En concreto en el HCV ya se realizaron obras en el laboratorio y se llevó a cabo la renovación de las instalaciones de fontanería. Además están en ejecución la instalación de la nueva cabina de flujo laminar vertical y la reestructuración del área de urgencias y PAC. Almuiña recordó que el Servicio Gallego de Salud va a realizar también la reforma y ampliación del Hospital de Día Onco-Hematológico y del área de digestivo, la renovación de las salas limpias de farmacia y el plan funcional de la unidad de trabajo de parto y recuperación (UTPR). Junto a estas mejoras también están previstas la reforma y ampliación de la recepción; la reforma de las consultas externas, del archivo y de la cocina y diversas actuaciones en las instalaciones de fontanería y climatización entre otras.