A Pobra do Brollón, O Incio, Sober y Ribas de Sil entre los 19 ayuntamientos lucenses que mejorarán la gestión de residuos

  • La Xunta destina cerca de medio millón de euros 
  • El delegado territorial, Javier Arias, explicó que se concedieron aportaciones para habilitar puntos limpios móviles o fomentar el compostaje, entre otras medidas

 

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda destina 457.000 euros a mejorar la gestión de residuos en 19 municipios lucenses, mediante aportaciones destinadas a la habilitación de puntos limpios móviles o espacios de autorreparación, el fomento del compostaje y la implantación de la recogida separada de la fracción orgánica.

El delegado territorial de Lugo, Javier Arias, señaló que con este programa la Xunta favorece la prevención, adecuada recogida, clasificación y preparación para la reutilización de residuos domésticos, con el fin de avanzar en el reto de la sostenibilidad ambiental.

Del montante total, 212.475 euros serán invertidos en acciones que posibiliten el compostaje in situ de los biorresiduos, bien en proyectos domésticos en las viviendas que dispongan de terreno para ello, o bien en zonas puestas a disposición por las entidades locales para el tratamiento comunitario de los biorresiduos. Esta fue la medida más demandada, que pondrán en marcha en concreto once ayuntamientos: A Pobra do Brollón, Friol, Foz, Viveiro, los de Guitiriz y Xermade en común, y también de forma conjunta los de Riotorto, A Pastoriza, Pol, Meira y Ribeira de Piquín.

Otros 168.500 euros servirán para habilitar puntos limpios móviles en los municipios de O Incio, O Vicedo, Sober, Ribas de Sil y Castro de Rei. Puede tratarse de remolques y contenedores metálicos, camión con caja y chasis, furgoneta adaptada y modelos similares, y deberán tener diferentes compartimentos para la recogida de residuos como aceites vegetales usados, textiles, restos voluminosos o medicamentos, entre otros.

Reparar e intercambiar

Los ayuntamientos de Vilalba y Outeiro de Rei obtienen en total 59.600 euros para poner a disposición de la ciudadanía espacios municipales de autorreparación e intercambio de objetos y utensilios diversos (muebles, ropa, pequeños electrodomésticos, juguetes, …), con la finalidad de alargar la vida útil de los materiales y objetos, previniendo la generación de residuos domésticos.

Dentro de estos espacios públicos se pueden diferenciar tres tipos de actividades: autorreparación (en las especialidades que disponga el servicio: electricidad, carpintería, textil…), intercambio de objetos y sensibilización ambiental. Las ayudas de la Xunta están orientadas a financiar los costes de adecuación y equipación de los locales.

Por último, el ayuntamiento de Cospeito obtuvo una aportación de 16.500 euros para la implantación de la recogida separada de la fracción orgánica. Esta acción puede involucrar a los hogares, comunidades de propietarios o grandes productores (como supermercados o servicios de hostelería) e incluir iniciativas como la instalación de contenedores para este tipo de residuos -de color marrón-, distribución de elementos como calderos o bolsas compostables, o vehículos para la recogida separada de estos elementos.

La situación extraordinaria provocada por la pandemia llevó a la Consellería a ampliar el plazo de ejecución y de justificación de las ayudas hasta el 30 de diciembre, por lo que muchos ayuntamientos están trabajando en este último tramo del año en la incorporación de estas medidas.