• El Ayuntamiento de A Rúa realizará una segunda protesta el próximo jueves después de una concentración y recogida de firmas

Vecinos concentrados frente a la Consistorial de A Rúa

 

El próximo jueves, a las 18,20 de la tarde,  se realizará una nueva manifestación convocada por el Ayuntamiento de A Rúa para protestar por el anuncio de supresión de venta de billetes en estaciones de tren de A Rúa y O Barco. Los interesados en participar deben anotarse en la Casa Consistorial porque para el regreso hasta A Rúa, la institución local habilitará medio de transporte y es necesario planificar el número de autobuses necesario.

La primera de las protestas se desarrolló el jueves por la tarde delante de la Casa Consistorial a través de una concentración que reunió a un buen número de vecinos así como a todos los grupos de la Corporación municipal y el alcalde de la vecina localidad de Petín, Miguel Bautista. También hubo una recogida de firmas.

María González, Luis Fernández y Miguel Bautista

 

La alcaldesa de A Rúa, María González Albert, habló a los asistentes para explicar que “no queremos perder un servicio que no sólo es para A Rúa sino para muchas personas de municipios vecinos como O Bolo y Viana, por ejemplo, que toman aquí el tren”.

Asistentes a la concentración

 

Dice que la decisión de Adif de dejar de despachar billetes en las estaciones llega en un momento pésimo del servicio de transportes por carreteras pues en el momento en que “finaliza la concesión ya no quieren asumir el servicio en Valdeorras porque es deficitario y ninguna compañía quiere asumir esta zona, de modo que ahí vamos a tener también problemas”.

María González Albert citó la paradoja que se produce por el hecho de que siendo Valdeorras una comarca que produce riqueza, “nos estamos convirtiendo en la periferia”.

En toda Galicia se van a suprimir taquillas en seis estaciones de las que cuatro, citó la alcaldesa de A Rúa, “son de la provincia de Ourense y dos en Valdeorras, A Rúa y O Barco, intentando convertirnos en ciudadanos de segunda”.

Recogida de firmas durante la concentración

 

Adif va a traspasar a Renfe la venta de billetes y las estaciones afectadas son las de Tui (Pontevedra), Sarria (Lugo), Carballiño, Ribadavia, O Barco y A Rúa, estas últimas en la provincia de Ourense.

La estación de A Rúa, “a pesar de las pocas líneas, malas combinaciones y trenes del siglo XIX, despachó el año pasado más de 10.300 billetes mientras que 23.000 personas tuvieron como destino A Rúa”, expresó Albert.

Citó como ejemplo que en  Carballiño, por ejemplo,  se vendieron 19.000, pero que a pesar de esta diferencia, el dinero que se ingresó en A Rúa fue más alto que en Carballiño, concretamente se facturaron 12.000 euros por mes, dato que se traduce en el frecuente uso de los servicios de media y larga distancia.

Ya no se podría comprar en A Rúa la tarjeta dorada, dijo la alcaldesa, y los vecinos tendrían que desplazarse para ello a otras como las de Ponferrada (León) o Monforte (Lugo). Además, tampoco habría una persona que informase de los retrasos del tren, algo que supone un servicio menos para el viajero.

Por ello, la ronda de protestas proseguirá el próximo jueves con el citado viaje en tren A Rúa-O Barco.

La Corporación