• Larouco acogió la primera concentración de coches antiguos de más de 25 años

En carretera, en plena ruta turística

 

Una concentración Larouco (Valdeorras, Ourense) acogió la primera edición de vehículos clásicos, de más de 25 años, organizada por el colectivo Laroucautos, integrado por personas aficionadas al mundo del motor.  Participaron unos 70 vehículos procedentes de la comarca de Valdeorras, otros puntos de Galicia, Asturias y León (Ponferrada y más municipios bercianos), entre otras localidades.

Los vehículos permanecieron expuestos en Larouco y, después, partieron, protagonizando una vistosa ruta turística, hasta Manzaneda y Puebla de Trives, donde también pudieron ser contemplados por parte de los vecinos.

Al llegar a Trives

 

Los coches más antiguos fueron un Citröen Tiburón de 1952 y un MG, si bien allí estaban los míticos 600, minis, 131, 134, 127, “Dos caballos”, “R 5” y muchos más.

El Citroën Tiburón (azul), el más antiguo, de 1952

 

Los participantes disfrutaron de esta experiencia en la que volvió a quedar de manifiesto que estos vehículos no sólo mueven la nostalgia sino que son una opción muy atractiva para disfrutar de rutas turísticas y rallyes, conocer el paisaje, hacer amigos y disfrutar de una jornada de encuentro entre aficionados al motor clásico.

Y todo salió a la perfección, pese a la lluvia intermitente que cayó el domingo, de modo que no se descarta una segunda edición el próximo año.

La cita culminó con una comida en Larouco.

Más en imágenes:

El Land Rover

 

El mítico 600, mini y 134, entre otros

 

Estacionados

 

Gabriel Macías, uno de los participantes con su Citroën

 

La comida en Larouco al finalizar la ruta turística

 

Secundino, uno de los organizadores con su Talbot

 

Otro Citroën

 

Un MG

 

Vaya pasajero más simpático