• Fue sorprendido por Tráfico en la OU-536 a su paso por Castro Caldelas

Archivo: Alcoholemia

 

Agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense,  con motivo de un control de alcohol y drogas, en la carretera OU-536, en el término municipal de Castro Caldelas, sorprendieron a un vecino de A Pobra de Trives, conduciendo un vehículo de reparto de bombonas de butano, con una tasa de alcohol en aire expirado de 0,92 mg/l, por lo que fue puesto a disposición judicial.

Tráfico recuerda que la máxima tasa de alcohol permitida para conductores profesionales es de 0,15 mg/l de aire expirado. Además, pone de manifiesto que resulta “alarmante” que, en el último mes en dicha zona, muy transitada por vehículos pesados, se ha detectado un aumento significativo  de conductores profesionales positivos en alcohol.

Por ello, Tráfico destaca la importancia de los controles y la vigilancia para  que los conductores se conciencien de que deben ponerse a los mando del vehículo en plenas condiciones psicofísicas, extremando el consumo de bebidas alcohólicas.