Ha sido uno de los principales, o el principal motor de la economía de nuestra comarca (y parte muy importante de las limítrofes como Quiroga e incluso el Bierzo).

Tejado de pizarra

Después de una destrucción de unos mil empleos directos, la PIZARRA, parece que lentamente se recupera, y desde entidades como el Cluster da Pizarra, como el Ayuntamiento donde se asienta (Carballeda), así como otros de la comarca, no se están escatimando medios para conseguir que “ruja” de nuevo a pleno rendimiento este motor económico que tanto se necesita.

Con un volumen actual de más de doce mil empleos (directos e indirectos), la pizarra es un referente, y acciones como la voluntad de expansión al mercado francés gracias a modificaciones urbanísticas del país, la exportación (base de la supervivencia del sector) a países con cuota de mercado a alcanzar como Japón o Estados Unidos, hacen que se presente un panorama alentador en un sector, que ha sabido superar la crisis, ha adaptado su modelo productivo a la par que lo ha modernizado y mejorado en seguridad. Todo ello, hace que un producto final como es la pizarra valdeorresa volverá a su máximo esplendor.