Las obras se inician el 14 de octubre  como proyecto experimental en Valdeorras  y ya ha sido desarrollado con gran éxito en otros países como Inglaterra

Portomourisco

Portomourisco

Portomourisco, pequeña localidad del municipio de Petín,  sustituirá su actual fosa séptica por una pequeña estación depuradora ecológica,  que aplica un tratamiento natural a base de plantas, para la depuración de aguas residuales. Se trata de un proyecto experimental   en la comarca de Valdeorras que cuenta con una inversión de 55.000  euros financiados por  la Diputación provincial de Ourense y la Confederación Hidrográfica Miño Sil. El Ayuntamiento de Petín aportará los terrenos, puestos ya  a disposición de la empresa que los ejecutará, Eco Lagunas,  que inicialas obras el 14 de octubre.

El alcalde de Petín, Miguel Bautista, señala que se trata de un sistema que emplea  plantas específicas para la depuración de las aguas fecales,  un  mecanismo  que se emplea con gran éxito en otros países como Inglaterra. “Son humedales artificiales.  Es algo ecológico, respetuoso con el medio ambiente y ya se emplea con éxito en otros países como Inglaterra. Es un sistema ideal”, explica.

En la actualidad, Portomourisco cuenta con una fosa séptica, situada en el entorno del río Xares,  que supone un riesgo constante de contaminación  por vertidos al río Xares. Y es que este tipo de saneamiento tiene “un funcionamiento  muy deficiente”, añade Bautista,  además de invadir el dominio público hidráulico tal y como reconoció en su día la propia  Confederación Hidrográfica Miño-Sil.

Cartel indicativo Río Xares

Cartel indicativo Río Xares

Este sistema de humedales artificiales  mediante plantas  cuenta con grandes ventajas  pues no genera olores, ni proliferación de insectos y cumple con la normativa de los vertidos, además de ser un sistema limpio. Además, desde el punto de vista de la administración municipal, ahorra gastos en mantenimiento y es eficiente.

Por su parte, los vecinos de Portomourisco dan la bienvenida a este proyecto experimental.  José Arias y Matilde Abelaira,  vecinos de la localidad, señalan que en este pueblo está muy contento con las obras que ha  planificado el Concello  de Petín pues “para ser un pueblo tan pequeño, con unas 60 viviendas,  ha hecho mucho por los servicios básicos. Y ahora, el hecho de que sea una depuradora ecológica es fundamental, un trabajo bien hecho pues no se deteriora el medioambiente”. En la misma línea se pronuncia Felicitas Fernández, también vecina de la localidad, dicen que “todo lo que sea bueno para el pueblo nos hace felices. Yo viví aquí toda la vida y tengo 82 años  y cuando era pequeña íba con mi padre a merendar al río, toda una tradición. Si hacen obras y no daña el agua del río es una cosa buenísima”.

José Arias y Matilde Abelaira

José Arias y Matilde Abelaira

Otros dicen que confiamos en que “no de malos olores pues habían construido otra depuradora que no era para Portomourisco sino para Portela y sí que los producía, aunque,claro, no era ecológica”.

Felicitas Fernández, vecina de Portomourisco

Felicitas Fernández, vecina de Portomourisco

Todos conforme y el entorno del río aguarda la maquinaria para el inicio de los trabajos la próxima semana.