• Díaz Mouteira inauguró el foro de expertos que buscarán soluciones al problema del botellón
  • La delegada territorial de la Xunta en Ourense indicó que las altas tasas de consumo de alcohol en la juventud constituyen un problema sanitario de primera magnitud

 

La delegada territorial de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira, participó esta mañana en la inauguración de un foro que organiza la Consellería de Sanidad, el Ayuntamiento de Ourense y la Fundación Gallega contra el Narcotráfico, para buscar soluciones al problema del botellón. El salón de actos de la Delegación Territorial acoge durante la jornada esta reunión en la que participarán profesionales de los servicios sociales, sanidad y conductas adictivas, seguridad, educación, psicología y sociología, y representantes de la administración municipal, autonómica y estatal, así como representantes de colectivos juveniles. Estos expertos aportarán su visión y propondrán soluciones concretas, cada uno desde su ámbito de actuación.

El acto de inauguración contó con la presencia de un miembro de la Fundación Gallega contra el narcotráfico, Manuel Isorna; la jefa de servicio del Plan Nacional sobre drogas, Patricia Santa-Olalla; y la concejal de Salud y Bienestar Social del ayuntamiento de Ourense, Sofía Godoy.

Marisol Díaz recordó que las altas tasas de consumo de alcohol constituyen un problema sanitario de primera magnitud en la sociedad actual, con importantes causas y derivaciones de orden psicológico y social que afectan a toda la comunidad. Además, añadió que el problema toma una especial gravedad cuando se habla de consumo en la juventud, porque incrementa notablemente las posibilidades de adicción, así como por los graves daños sanitarios, psicológicos y de relación que comporta.

La delegada territorial indicó que el botellón es “una realidad difícil, un problema conocido pero en absoluto resuelto, ante lo que es necesario intervenir” y subrayó que nuestra sociedad tiene la necesidad y el deber de buscar y encontrar soluciones eficaces para garantizar la salud y el bienestar de toda la población.