• Tráfico de Ourense lo localizó y comprobó que era reincidente en los excesos de velocidad

Control por exceso de velocidad en la A-52

 

Una patrulla de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en Ourense, que prestaba servicio de inspección de velocidad con un radar móvil, detectó a un turismo marca Toyota que circulaba a 150 kilómetros/hora en la Autovía A-52 (Benavente – Porriño),  en el kilómetro 209,  y que además realizaba constantes y bruscos cambios de carril para adelantar a los vehículos que le precedían, sin señalizar las maniobras, perdiendo por momentos el vehículo la estabilidad y causando riesgos innecesarios al resto de vehículos.

Los Guardias Civiles que observaron las infracciones, solicitaron del Centro de Tratamiento de Denuncias Automatizadas de León, información para averiguar si este vehículo había sido detectado además por los equipos radar estáticos en su trayecto anterior, confirmando que había sido captado en el del kilómetro 123, a las 8,18 horas, a 137 kilómetros/hora y en el del kilómetro 222, a las 8,52, a 161 km/h, lo que supone una velocidad media entre ambos tramos de 175 km/hora.

Su conductor era un ciudadano residente en Andorra, de 62 años de edad, al que se le formularon boletines de denuncias, por los excesos de velocidad y por conducir de forma temeraria, dadas las arriesgadas maniobras que realizaba en los adelantamientos. Al no tener residencia en España, fue abonado el importe de las sanciones en el momento.

Desde el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense, se hace un llamamiento a la prudencia, sobre todo en lo relativo a la velocidad, ya que se está comprobando un repunte de las infracciones por exceso de velocidad, sobre todo en vehículos que circulan en tránsito por la provincia de Ourense.

Este tipo de conductas se tipifican como infracción grave o muy grave, sancionada con multa de 100 a 600 euros y la pérdida de entre 2 y 6 puntos, dependiendo del exceso de velocidad cometido.

En el caso de ser constitutivas de un delito, se castigan con prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y en cualquier caso, la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años

El Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense quiere recordar aquello de “no podemos conducir por ustedes”, de modo que invita a la precaución y sentido de la responsabilidad a los conductores.