La estación de tratamiento de agua potable de Canaval, en Sober, incrementa su rendimiento y seguridad

  • La Xunta la acaba de mejorar
    • La inversión ha sido de 32.000 euros
    • Con estas actuaciones se garantiza el idóneo funcionamiento 
  • El delegado territorial, José Manuel Balseiro, recordó que recientemente también finalizó en el municipio la ampliación de la red de saneamiento en los núcleos de Ferrón, Suairexa y O Piñeiro, con una inversión de 243.000 euros

 

La Consellería de Infraestructuras y Movilidad acaba de realizar, a través de Augas de Galicia, mejoras en la Estación de Tratamiento de Agua Potable de Canaval (Sober, Lugo) para incrementar sus niveles de rendimiento y la seguridad de las instalaciones, para lo cual destinó un presupuesto de 32.000 euros.

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, explicó que se renovaron elementos como un grupo hidráulico y una bomba soplante, y se procedió al vaciado y limpieza de uno de los filtros de arena. Estas actuaciones garantizan el idóneo funcionamiento de las bombas de impulsión de agua y un eficaz proceso de limpieza, favoreciendo el correcto aireado para remover partículas en suspensión y lodos.

Balseiro recordó que Augas de Galicia también finalizó recientemente en el municipio los trabajos que dotaron de la red de saneamiento a los núcleos de Ferrón, Suairexa y O Piñeiro, en la parroquia de Santa María de Bolmente, con una inversión de 243.000 euros cofinanciados con fondos Feader.

Para ello, se construyó un colector principal de 1,2 kilómetros y ramales secundarios que suman casi 2 kilómetros de longitud, así como una depuradora para una población equivalente de 120 habitantes y otros elementos necesarios para el funcionamiento del sistema de depuración.

Balseiro recordó que este tipo de colaboraciones entre la Xunta y los ayuntamientos garantizan el suministro de agua a la ciudadanía en condiciones óptimas de calidad y cantidad, y dan cumplimiento a la Directiva Marco del agua, ya que se avanza en las obras de infraestructura necesarias para mejorar el uso de los recursos hídricos, contribuyendo así a un consumo responsable.