• El presidente de la Confederación del Miño-Sil y el alcalde de Ourense han mantenido un encuentro de trabajo para tratar varios asuntos clave para la ciudad
  • Quiroga le mostró su preocupación sobre la problemática de vertidos que sufre el Barbaña y de la incidencia de los restos de basura de los feriantes que acaba llegando al cauce
  • Hablaron sobre el proyecto de ascensor en Avilés de Taramancos, con gran demanda social, que está siendo estudiado por los técnicos de ambas Instituciones para conseguir una solución compatible con la legislación vigente
  • Le recordó que están en trámite tres convenios, pendientes de fiscalización y aprobación por parte del Ayuntamiento
  • Por su parte, Vázquez solicitó la colaboración del Organismo en la limpieza de varios tramos de ríos urbanos

Jesús Vázquez y José Antonio Quiroga durante el encuentro de trabajo

 

El presidente de la Confederación Hidrográfica do Miño-Sil (CHMS), José Antonio Quiroga, ha mantenido un reunión de trabajo con el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, para avanzar en varios temas de interés para ambas Administraciones.

Durante el encuentro el presidente le ha mostrado que por parte del Organismo habrá total disposición para colaborar en los temas de competencia en materia de aguas y le ha transmitido su preocupación por la problemática de vertidos recurrentes al Barbaña y por la incidencia de los restos de basura de los feriantes que acaba llegando al cauce.

Por otra parte hablaron del proyecto de ascensor en Avilés de Taramancos, con gran demanda social, tema que está siendo estudiado por los técnicos de ambas Instituciones con el ánimo de conseguir una solución consensuada compatible con la legislación vigente.

El presidente le recordó que están en trámite tres convenios, pendientes de fiscalización y aprobación por parte del Ayuntamiento.

Por su parte, Vázquez solicitó la colaboración del Organismo de cuenca en la limpieza de varios tramos urbanos de los ríos Loña, Miño y Barbaña, y en los regatos Dos Muiños, Vistahermosa y Valdorregueiro. El presidente se comprometió a enviar a personal técnico de la Comisaría de Aguas para estudio, valoración y, en su caso, ejecución.

“Este es un primer encuentro de trabajo con el alcalde de Ourense que seguro que se repetirá en distintas ocasiones y por distintos motivos; del mismo concluyo que ha sido fructífero porque considero que todas las actuaciones que vayan encaminadas a mejorar de la calidad de vida de los ciudadanos merecen ser escuchadas, valoradas y tenidas en cuenta, siempre que no contravengan la legislación vigente en materia de aguas, pero si son difícilmente ejecutables, siempre se intentará buscar alguna solución alternativa si la hubiere”, ha concluido el presidente.