• La Confederación del Miño-Sil intensifica los trabajos de conservación en los ríos Avia,  Limia, Bibei y Xares a su paso por los munipios ourensanos de Rivadavia, Xinzo de Limia, Porqueira y O Bolo
  • Estos trabajos suponen una inversión cercana a los 75.000 euros
  • “Estamos tramitando, al igual que en 2019, un contrato complementario de refuerzo para conservación de cauces a través del que daremos  cobertura a un mayor número de tramos con problemas” ha explicado Quiroga

 

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS),  Organismo autónomo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, continúa los trabajos de limpieza de ríos en la provincia de Ourense.

Esta semana se trabaja en los ríos Avia,  Limia, Bibei y Xares a su paso por los municipios ourensanos de Rivadavia, Xinzo de Limia y O Bolo; estas actuaciones están incluidas en el Encargo a la empresa Tragsa para el Servicio de Conservación y Restauración de cauces de la Demarcación Miño-Sil, que se prorrogarán hasta final de año.

 

Río Avia

La abundante presencia de árboles secos tumbados en dominio público hidráulico y árboles secos en pie en zona de servidumbre a lo largo de más de 3 km de cauce, además de especies exóticas invasoras, Acacia dealbata y Ailanthus altissima, han motivado estas actuaciones en el rio Avia en el municipio de Ribadavia.

 

Río Limia

La zona de actuación abarca 6 km de cauce, a su paso por los municipios de Xinzo de Limia y Porqueira, zona en la que se detectaron gran cantidad de árboles secos con riesgo de caída al cauce y a zonas muy transitadas por vehículos, ciclistas y viandantes. Además de árboles caídos sobre el lecho del cauce formando taponamientos y que podrían provocar problemas más importantes en época de avenidas y residuos sólidos urbanos en dominio público hidráulico y zona de servidumbre.

Río Limia

 

Rios Bibei y Xares

En sendos cauces, ubicados en el TM de O Bolo, se ha detectado importante presencia de árboles secos, unos en pie y otros caídos en el dominio público hidráulico, que provocan la disminución la capacidad de desagüe del cauce.

Además, en el río Bibei, a la altura de un azud que deriva el agua a un molino, se observa gran cantidad de vegetación y árboles de pequeño tamaño, lo que podría provocar que en las próximas avenidas se acumulen más arrastres que terminarían produciendo un desbordamiento del cauce.

Río Xares

 

  • Actuaciones programadas

Para solucionar la problemática general, se trabaja en el acondicionamiento y limpieza del cauce en dominio público hidráulico y zona de servidumbre, incluyendo la poda y clareo de ramas bajas, tala, troceado, apilado y retirada de los árboles secos presentes en el tramo, especialmente en las inmediaciones de las infraestructuras de paso.

Se procederá, además, al acondicionamiento y limpieza de la vegetación presente en el azud del río Bibei, de manera que se facilite la circulación del agua en futuras avenidas.

Los restos vegetales son retirados de la zona y se transportan al gestor autorizado; en el caso de los alisos, se aplican las medidas o recomendaciones profilácticas con el objeto de evitar la propagación de Phytophthora Alni.

“Esta Encomienda finalizará en el segundo semestre de 2020, si bien, estamos tramitando, al igual que en 2019,  un contrato complementario de refuerzo para conservación de cauces a través del que daremos cobertura a un mayor número de tramos con problemas”, todo ello con el ánimo de prevenir inundaciones y avenidas que pudieran afectar a las personas y sus bienes” ha explicado José Antonio Quiroga, presidente de la CHMS.

Estos trabajos que están siendo ejecutados por 4 brigadas, compuestas por 4 operarios especializados y un capataz cada una, suponen una inversión total cercana a los 75.000 euros.