• La lluvia les ofreció una tregua, y sus majestades los reyes magos de Oriente llegaron a O Barco para, como cada año, repartir caramelos y dar su tradicional discurso a los más pequeños

Este año llegaron a sus carrozas tras un paseo previo en coches clásicos conducidos por sus pajes reales. Tras montarse en las carrozas desfilaron por el centro de la villa repartiendo caramelos a todos los asistentes, un paseo que terminó en la Casa do Concello donde primero fueron recibidos por el alcalde, Alfredo García, mientras que después S.M. el rey Melchor también habló para todos los asistentes.

Galería:

Invalid Displayed Gallery