BombillaTras el descenso de casi el 10% en el importe del recibo durante el primer semestre de este año, este subirá en el segundo semestre con lo cual se considera que a cierre del año, la horquilla de descenso que se tiene prevista es que caiga entre el 0% (se mantenga) y el 3%.

Los consumidores van a pagar este segundo semestre, si se cumplen las previsiones, un 8,25% más por el término de la energía que en enero, lo que trasladado al recibo final implica cerca de un 3% más.

Eso sí, una vez tenida en cuenta la bajada del primer semestre cercana al 10% y la posterior subida, del 20% sobre el precio medio hasta junio o del 3% sobre el precio de enero, el panorama final consistiría en una rebaja del 3% en el conjunto del año.