• El Cofrubi de Elena Martínez y Raúl García se proclamó subcampeón de España en clase Vaurien
El Cofrubi durante la competición

El Cofrubi durante la competición

 

Del 30 de abril al 2 de mayo se celebró en aguas del embalse Gabriel y Galán en Extremadura, el Campeonato Ibérico y la Copa de España de aguas interiores.

Hasta este embalse se desplazaron equipos de diferentes puntos de la península Ibérica para darse cita en esta dos pruebas, las cuales tenían una duración diferente, el Ibérico se celebró en los dos primeros días, mientras que para la Copa se hicieron pruebas los tres días destinados.

El Cofrubi de Elena Martínez y Raúl García partía con la intención de mejorar su puesto en las dos competiciones y lo consiguió.

No fue sencillo, puesto el primer día la embarcación Berciana tubo que navegar con medias de 18 y 20 nudos de velocidad de viento, picos de más de 25 y esto supuso una prueba importante para ellos, que se saldó con la rotura de su vela mayor después de un vuelco y la perdida de una de las partes que sujeta el spinaker, por suerte, en la última prueba del día. Esto le supuso acabar en sexta posición en el Ibérico y liderando la prueba de la Copa.

El segundo día, con unas condiciones iguales de viento, el equipo tuvo que echar mano del material de repuesto, aunque después de unos buenos resultados caían un puesto en las dos competiciones, quedando séptimos definitivos en el trofeo Ibérico, superando el puesto once de la pasada edición.

El ultimo día de competición quedaba reservado únicamente a las embarcaciones que competían por la Copa de España de aguas interiores. El Cofrubi partía desde la segunda posición y pese a realizar una buena actuación con dos segundos parciales en las dos pruebas del día, no le servía para arrebatar el liderato al Joker de los extremeños José Ignacio y Kike Reyes.

De esta manera el Cofrubi se traía a casa el subcampeonato de España, superando el cuarto puesto del pasado año.

Raúl García y Elena Martínez posan con su medalla de plata

Raúl García y Elena Martínez posan con su medalla