• La falta de potabilidad de la traída genera críticas y una petición de mayor información al grupo de gobierno

Foto: Imagen de archivo

 

El concejal de Son de Trives, Jorge Vázquez, recrimina “la actitud de pasotismo e inmovilidad” al grupo de gobierno municipal, por considerarlo incapaz de ponerle solución a la insalubridad del agua.

El pasado  13 de septiembre de 2017, el Ayuntamiento de Trives informaba al vecindario a través de un bando de el agua de la traída no era apta para el consumo humano. A partir de este momento, según Jorge Vázquez, hubo numerosas quejas vecinales que llevaron a Son de Trives a presentar un escrito, remitido al alcalde de la localidad, Francisco José Fernández Blanco (de la Agrupación Trivesa Independiente) en el que hacía constar que en ese tiempo, ni el vecindario tuvo más noticias sobre el tema (causas de la contaminación, soluciones, plazos y alternativas a tomar) ni se tiene constancia de ninguna actividad por parte del Ayuntamiento.

Por ello, Son de Trives solicitó una copia del informe emitido por la empresa concesionaria del servicio de aguas en el que consten los resultados de los parámetros analizados así como la fecha de emisión, ya que,  además, se pregunta cuánto tiempo llevarían consumiendo los vecinos el agua no potable.

También solicitó un informe técnico de las causas que provocaron la contaminación, así como la estimación de un plazo de resolución del problema, y el procedimiento y trámites precisos para que el vecindario pueda presentar las reclamaciones por daños y perjuizos que consideren.

Son de Trives propone a la Alcaldía, como vía de solución provisional, que se suministre agua mediante cisternas a los depósitos que reparten el agua de la traída, para así paliar las molestias ocasionadas al vecindario.