• El Presidente del Consello Regulador señala que se asumirán los compromisos y contratos en vigor heredados del anterior mandato
  • Así lo destacó José Luis García Pando tras una reunión del Pleno del organismo celebrada ayer en Vilamartín de Valdeorras
  • En la reunión se analizó un informe sobre el estado actual del organismo; se aprobaron las firmas autorizadas para trámites bancarios y se dio luz verde al método de comunicación de las convocatorias plenarias, entre otros asuntos

Instantánea del Pleno

 

El Pleno del Consello Regulador de la D.O. Valdeorras mantuvo ayer su primera reunión ordinaria tras el nombramiento de José Luis García Pando como presidente del organismo a finales del mes pasado. En la reunión, los miembros del Pleno pudieron conocer un informe sobre el estado actual del organismo, que incluía datos sobre la situación financiera de la entidad o sobre los trámites realizados para optar la diferentes líneas de subvención abiertas. Al término de la reunión, el presidente del Consello Regulador expresó la voluntad de asumir los compromisos y los contratos en vigor de la entidad, heredados del anterior mandato.

El Pleno conoció también el estado en el que se encuentra la gestión de las facturas relacionadas con el organismo, tanto de las pendientes de pago y prioritarias cómo de las que aún están sin emitir. Paralelamente, se dio luz verde a la tramitación de las tasas dirigidas a los viticultores y a las bodegas y se aprobó el cambio de las firmas autorizadas para la realización de los trámites bancarios relacionados con el organismo.

Convocatorias plenarias

Entre los puntos de la orden del día del Pleno de ayer, también figuraba la aprobación del método de comunicación. Es decir, se oficializó el procedimiento y los canales oficiales para trasladar a los miembros del Pleno, con antelación suficiente y plena seguridad jurídica, las convocatorias y el contenido de las órdenes del día de las reuniones que se van a mantener.

Finalmente, también en la reunión se propuso a los diferentes miembros del Pleno la firma de una Declaración de aceptación de compromisos y de otra Declaración de vinculación con inscritos. Con la firma de ambos documentos, se pretende impulsar un compromiso ético y de transparencia por parte de los miembros del Pleno para que informen a que organismos y/o bodegas están vinculados y evitar posibles conflictos de interés.