image_gallery

La conselleira de Sanidad, Rocío Mosquera, visitó hoy, coincidiendo con el inicio de su funcionamiento, el área del nuevo equipo de Tomografía Axial Computerizada (TAC) del Hospital Comarcal de Valdeorras, en el que se invirtieron cerca de 500.000 euros.

De este modo, “se dotará al centro del alta tecnología necesaria para aumentar la calidad asistencial y atender de forma más eficiente la demanda de realización de las pruebas diagnósticas que emplean esta técnica”, aseguró Mosquera.

Esta nueva dotación se suma a otras intervenciones e iniciativas llevadas a cabo en los últimos tiempos como es la apertura de nueva especialidades -Neurología, Digestivo, Endocrino, Cardiología y Reumatología-; la ampliación del servicio de Digestivo a Endoscopias; o la implantación de consultas de alta resolución y teleconsultas de Cardiología, Digestivo y Neurología.

image_gallery (2)

También cabe destacar la puesta en marcha de la Hospitalización a Domicilio, la implantación del programa de autocontrol de la anticoagulación y el inicio del funcionamiento de las vías rápidas de cáncer de colon, laringe, vejiga, próstata y melanoma.

En la vanguardia de la radiología Con el nuevo TAC Helicoidal de 16 cortes, el HCV se sitúa a la vanguardia de la radiología, lo que le permitirá realizar alrededor de 3.000 exploraciones anuales necesarias, reduciendo el tiempo de duración de cada estudio, con una mayor resolución diagnóstica y menor dosis de radiación para los pacientes.

El del HCV es uno de los equipos de diagnóstico por imagen de última generación en este ámbito, lo que permite realizar estudios radiológicos de gran precisión, en los que se obtienen imágenes volumétricas de alta resolución del paciente en tan solo unos segundos, mejorando la resolutividad y capacidad diagnóstica en diferentes especialidades y patologías.

De hecho, para un estudio TAC estándar se reducen hasta un 80% las dosis de radiación, menos aún que en una placa de tórax. Además, la mayor velocidad permite obtener imágenes con mejor calidad y con una casi completa eliminación de las distorsiones derivadas del movimiento del paciente.

image_gallery (1)

Reconstrucción digital de imágenes

En la radiografía simple, la imagen del interior del cuerpo se captura al exponer una película especial a los rayos X absorbidos. En el TAC, esta función la realiza una matriz helicoidal de detectores, que miden el perfil de los rayos X. En cada rotación de la matriz se registran cientos de imágenes transversales, o perfiles, de apenas unos milímetros. Con todos estos perfiles, una computadora integrada reconstruye una imagen final bidimensional o tridimensional del área estudiada.

Gracias a la tecnología helicoidal de 16 cortes/imágenes son posibles las reconstrucciones bidimensionales, e incluso 3D, lo que permite visualizar los órganos, facilitando localizar lesiones de apenas unos milímetros. En este sentido, el nuevo equipo va a mejorar la precisión diagnóstica de prácticamente todas las especialidades del HCV, desde Oncología a Digestivo, además de Cirugía, Cardiología, etc.

Al mismo tiempo, el nuevo TAC estará, al igual que el resto de dispositivos del centro, integrado en IANUS, la Historia Clínica Electrónica, y con el Sistema de Imagen Corporativo, lo que facilitará su archivo y recuperación digital, permitiendo al profesional o servicio que lo precise disponer rápidamente de las imágenes o estudios, tanto desde el propio hospital de Valdeorras como del resto de centros del Sergas.

Hace falta recordar que la actual equipación me forma parte del contrato de Alta Tecnología, que supuso una inversión total por parte del Sergas de 88 millones de euros, cofinanciado en un 80% por la Unión Europea, en el marco del programa operativo FEDER Galicia, para mejorar la atención a la ciudadanía, poniendo a disposición de los profesionales de la salud las últimas técnicas diagnósticas y terapéuticas. Esta iniciativa implica la renovación tecnológica e incorporación de nueva equipación electromédica para la totalidad de hospitales del Sergas, con el objeto de aumentar la productividad y la capacidad diagnóstica del Servicio Gallego de Salud.

Dentro de esta misma partida, además del nuevo TAC, el Hospital Comarcal de Valdeorras se beneficiará con un nuevo mamógrafo que supondrá una inversión de cerca de 300.000 euros y será instalado en una sala adjunta, totalmente renovada, y una torre de anestesia, lo que permitirá la actualización tecnológica de la dotación actual con los equipos más modernos, precisos y seguros en el control del proceso anestésico en quirófano y en los estudios mamográficos. Además, la digitalización de la sala de radiología contará con un presupuesto de 70.434 euros.