• La segunda edición del “Ourense Strade Termal” reúne a 500 deportistas
  • La marcha cicloturista de carácter no competitivo, que tendrá lugar el día 7 de abril, ofrecerá tres posibles recorridos

Rosendo Fernández durante la presentación de la segunda edición del Ourense Strade Termal

 

La segunda edición de la prueba deportiva “Ourense Strade Termal” reunirá a 500 deportistas el próximo domingo, 7 de abril, en esta marcha cicloturista de carácter no competitivo que ofrece a los participantes tres posibles recorridos: gran fondo de 139 kilómetros, medio fondo con una distancia de 105 kilómetros, y el mini fondo de 70 kilómetros. Todos ellos incluirán tramos de tierra, perfectamente preparados para la ocasión, y “en una zona de gran riqueza natural”, señaló el vicepresidente de la Diputación de Ourense, Rosendo Fernández, en la presentación del evento hoy en el Pazo Provincial.

En el acto también participaron el alcalde de la Cámara Municipal de Montalegre (Portugal), Orlando Alves; el ganador de La Vuelta 1986, Álvaro Pino; los alcaldes de Lobios y Muiños, Mª Carmen Yáñez y Plácido Álvarez; el gerente del Inorde, José Manuel Rodríguez; el director técnico del evento, Serafín Martínez; los representantes de Grupo Caldaria y de Mitsubishi– TAR, Javier Soto y Juan López, respectivamente; y el presidente de la Federación Gallega de Ciclismo, Juan Carlos Muñiz.

La prueba, que comenzará a las 9.30 horas de Lobios, se celebrará en la localidad de Lobios y en las carreteras de la provincia de Ourense , con salida y llegada en las instalaciones del Hotel Balneario Caldaria.

La alcaldesa de Lobios dijo que esta prueba, “además de la difusión, sirve para poner en valor a naturaleza de nuestro territorio, y es una muestra más de la “apuesta decida de la Diputación de Ourense de desarrollar el rural a través de eventos deportivos que nos permiten darnos a conocer”. En este sentido, el alcalde de Muíños dijo que esta iniciativa deportiva es “una de las más importantes del calendario de actividades “ Xurés Experiencie” de nuestra comarca, con la participación de 500 deportistas”.

Por su parte, Orlando Alves agradeció a la Diputación de Ourense que, a través del Inorde, “nos dé la oportunidad de que nuestra tierra esté presente en esta prueba”, mientras que Javier Soto destacó la importancia de desarrollar este evento “estratégico por su calidad, al ser una prueba con un perfil nacional con deportistas de calidad, y que ayuda a la comarca de la Baixa Limia a convertirse en destino turístico especializado en eventos ciclistas”.