cirbeSi eres de los españoles que te has hipotecado, con independencia de si fue hace una década, al inicio de la crisis o con ella ya en pleno furor, seguro que has tenido que dar autorización firmada a la entidad financiera para que conociese tu Cirbe aunque no te acuerdas ahora de ello ni te suene de nada lo que es. Pero lo cierto es que en su momento autorizaste seguro al banco o caja de turno a que solicitase tu Cirbe.

¿Qué es por lo tanto el Cirbe?

La palabra Cirbe corresponde a la siglas de la Central de Información de Riesgos del Banco de España, o sea, el  lugar donde recurren las entidades financieras, bajo autorización del cliente firmada y fehacientemente, o sea que tú fuiste quien dio el consentimiento a la entidad aunque no te acuerdes,  para consultar los niveles de riesgo y morosidad de los interesados en contratar un préstamo hipotecario.

Hablando claro y coloquialmente, es donde aparecen las deudas que tienes con entidades financieras y que están registradas en el Banco de España, con lo cual, si vas a pedir 120.000 euros a un banco para una hipoteca y tienes un préstamos pendiente de un coche de 9.000 euros, lo mejor es que lo digas claramente a la entidad, ya que si lo ocultas, esa deuda te saldrá como pendiente de pago en la Cirbe, con lo cual la entidad creerá que le quieres ocultar información de forma premeditada y ya puedes ir olvidándote de la hipoteca.

Realmente es la forma más segura que tienen las entidades financieras de conocer el endeudamiento real que tienes cuando les solicitas algún dinero en préstamo, cualquier formato que sea, ya que ahí aparecerá realmente el importe que debes y, lo que realmente quieren saber, es como esa deuda disminuirá tus ingresos mensualmente hasta que quede completamente cancelada. Y es que no es lo mismo tener una nómina de 2.000 euros al mes sin Cirbe, que tener la misma nómina con una Cirbe de 7.000 euros, ya que puede que esa deuda que aparece suponga el que estés pagando en estos momentos, (antes de que te den el préstamo) ya mensualmente 250 euros, por poner un ejemplo, lo cual supone que tu capacidad de reembolso para responder al nuevo préstamo que solicitas no son unos ingresos mensuales de 2.000 euros, sino que serán 2.000 menos los 250 que debes de pagar mensualmente por esa deuda que ya tienes contraída y que aparece registrada en la Cirbe.

Ahora bien. Hay algo que te conviene saber. En el Cirbe aparecen los saldos vivos de las deudas que poseen que sean superiores a los 6.000 euros. Eso quiere decir que si pediste a un banco 3.000 euros para amueblar el salón, esa deuda no aparecerá en la Cirbe. Tampoco aparecería si hubieses pedido 7.000 euros y la deuda que tienes pendiente de pagar es inferior a los 6.000 euros en el momento en el cual la entidad solicita tu Cirbe al Banco de España.

Más que nada te lo digo por el hecho de que si necesitas un préstamo y ya tienes otro, mira que saldo debes e intenta pedirlo en la entidad una vez que tu deuda pendiente baje de 6.000 euros porque seguro que te sale más fácil aprobado que si te saliera un Cirbe de 6.100 euros, aunque realmente debas 5.900 que nunca aparecerían.

Lo que es importante que tengas en cuenta es que la Cirbe no es un registro de morosos. Ahí no sales porque debas dinero y no lo hayas pagado, no te equivoques. Hay solamente salen las deudas contraídas con otras entidades financieras superiores a los 6.000 euros, las estés pagando de forma adecuada mes a mes, o en el pago tengas retrasos puntuales. Esa información no sale en el Cirbe.

Hasta la última Reforma del Sistema Financiero, se solicitaba por escrito y firmado por ti la solicitud para remitir al banco de España y que este devolviese a la entidad tu Cirbe. Pero ahora ya no es obligatorio tu autorización por escrito, pero si es obligatorio que te informen desde la entidad de forma fehaciente que lo van a pedir. Pero el hecho de que estés solicitando un préstamo habilita a la entidad a la solicitud siempre que te informa de que lo va a hacer. Esto hace que el Cirbe pueda considerarse como un registro confidencial. ES más, tu, como persona física, puedes pedir tu Cirbe para ver que sale, solicitar que se modifique si no estás de acuerdo con ella e, incluso, puedes saber que entidades financieras han pedido tu Cirbe en los últimos 6 meses, con lo cual ya sabes si alguien en ese tiempo la ha pedido de forma fraudulenta o si realmente te ha informado de que la iba a solicitar.

Como último puto que debes de conocer en cuanto al Cirbe y que te puede interesar, es que los riesgos o deudas que tengas en este registro pueden ser directos o indirectos. Es decir, directos son aquellos que son de operaciones que tú mismo has solicitado y en las cuales eres el deudor del saldo pendiente que allí pone. Los indirectos son aquellos riesgos en los cuales tu no has solicitado ninguna deuda pero que si has prestado tu garantía personal para que alguien pida una deuda, o sea, que has avalado a alguien. Con lo cual, puede que no tengas una Cirbe con riesgos directos, pero puede que avales a alguien en riesgos indirectos en una cantidad considerable sin que te hayas dado cuenta que eso te puede perjudicar en el futuro cuando vayas a solicitar na préstamos de cualquier tipo a un banco.

Mi consejo es que regularmente solicites tu Cirbe al Banco de España, más que nada por si sabes que tienes deudas y quieres controlar como se reducen y que por ningún motivo veas que aumentan.