Foto: article.wn.com

Foto: article.wn.com

Protestas delante del edificio administrativo de la Xunta en O Barco de los empleados de Cavima hace apenas unos minutos que han comenzado en defensa de sus puestos de trabajo que ven peligrar en su totalidad por el conflicto de la carretera de San Vicente que se derrumbó el mes pasado y que lleva generando continuos conflictos y manifestaciones, también de los vecinos, no solo en los municipios de la comarca, sino que ya se han trasladado recientemente a Ourense.

Ante las acusaciones que los trabajos realizados por esta pizarrera son los causantes del derrumbe de esta carretera, la empresa manifiesta su total disconformidad al respecto ya que esta carretera lleva con estos problemas más de dos décadas. De considerarse como la causante la totalidad de los puestos de trabajo de esta empresa peligrarían siendo más de 160 los trabajadores que se quedarían sin empleo.