Foto: PR Newswire

Foto: PR Newswire

Hace 25 años de su caída, pero el Muro de Berlín continua siendo hoy en día podo un símbolo.

Por eso esta iniciativa ha resultado un éxito. Y es que pese a su caída, hay partes del muro que aun siguen en pié e incluso en Berlin-Teltow incluso puedes pintar el muro tú mismo.

Elmar Prost, consejero delegado de una compañía que ha realizado trabajos de cemento en la capital, tras una idea que se le ocurrió a un empleado de juntar todas las piezas del muro que ya no eran útiles tras la caída en almacenes gigantes de material a granel, vio la oportunidad de recordar lo que el muro supuso.

Tras terminar la tarea de recoleccción decidió dar a los pintores la oportunidad de pintar partes originales cuarto de siglo después de su caída (mauerteilebemalen.de). Durante seis meses, se podía pintar una pieza del muro bajo las premisas de la compañía por 500 euros y llevártela.

Museos y escuelas de todo el mundo mostraron también su interés en las reliquias históricas. Cuatro trozos coloridos del muro se han dado como donación a la ciudad de Uijeongbu en la Corea dividida desde marzo de 2014. Cerca de la frontera de Corea del Norte, recuerdan de forma silenciosa a los visitantes que es posible la reunificación pacífica de países.