• El 73 por ciento de los beneficiarios de las ayudas de la Xunta a la reducción de jornada para fomentar la corresponsabilidad son hombres en la provincia de Ourense
  • Se concedieron un total de 15 ayudas por importe de casi 30.000 euros
  • El plazo para presentar la documentación justificativa finaliza el próximo 26 de diciembre
  • Estas subvenciones se inscriben en la apuesta del Gobierno gallego por avanzar hacia una sociedad en la que la igualdad entre hombres y mujeres sea real y efectiva

 

El Diario Oficial de Galicia publicó ayer la resolución de las ayudas de la Secretaría General de la Igualdad destinadas a los hombres trabajadores y familias monoparentales que se acogieron a la reducción de la jornada de trabajo para el cuidado de sus hijos y hijas.

En la provincia de Ourense se concedieron un total de 15 ayudas, que supone el 5,4% de las concedidas a nivel Galicia, a las que se destinan una inversión de 28.610 euros. Del total de los apoyos, el 73,3 % (11) corresponden a ayudas solicitadas por hombres, mientras que el resto de los beneficiarios son familias monoparentales.

Esta orden de ayudas tiene como objetivo fomentar la conciliación de la vida familiar y laboral, al tiempo que se fomenta la corresponsabilidad entre hombres y mujeres y se favorece, así, la desaparición de los estereotipos en torno al cuidados de los menores y del hogar. El presupuesto para este año ascendió a un total de 554.000 euros, cofinanciado al 80% por el Fondo Social Europeo. En cuanto a cuantía de las ayudas individuales, se determina habida cuenta el porcentaje de la reducción de la jornada y su duración, y el número de hijas e hijos menores de 12 años a cargo de la persona solicitante, de manera que oscilan entre la mínima de 1.700 y la máxima de 3.700 euros.

Las personas trabajadoras que resultaron beneficiarias de estas ayudas tienen de plazo hasta el próximo día 26 de diciembre para presentar la documentación justificativa necesaria para proceder al pago de la subvención.

Estos apoyos se inscriben en la apuesta de la Xunta por avanzar hacia una sociedad en la que la igualdad entre hombres y mujeres sea real y efectiva, un camino en el que ya se ha avanzando en los últimos años.