• La nueva Ley de Juego obligará a que todos los establecimientos tengan control de acceso de menores
  • El director general de Emergencias e Interior, Santiago Villanueva, presentó ayer el borrador de la nota informativa ante la Comisión del Juego
  • El texto incluye otras novedades como la ampliación en la práctica de las distancias entre los establecimientos de juego
  • La nueva Ley también limitará el número de salones de juego, tiendas de apuestas y bingos

 

El director general de Emergencias e Interior, Santiago Villanueva, presentó ayer ante la Comisión del Juego de Galicia el borrador de la nueva normativa del sector, que vendrá a actualizar la regulación vigente, que data de 1985.

Uno de los principales objetivos de este nuevo texto es adaptarse a las nuevas realidades y regular un juego responsable, de ahí que incluya novedades como el refuerzo de los controles o las limitaciones en el número de establecimientos.

Una mayor protección de los menores es una de las mayores atribuidas del texto legislativo. En el borrador se establece que todos los establecimientos de juego deberán tener a partir de ahora control de acceso, para evitar la entrada de menores y de las personas que figuran voluntariamente en el registro de prohibidos. Hasta ahora, este control de acceso era obligatorio en los bingos, casinos y tiendas de apuestas, pero a partir de ahora la identificación se extenderá también a los salones de juego.

La nueva forma de calcular las distancias máximas constituye también un eje fundamental de cara a el fomento del juego responsable en general, y para la protección de los menores en particular. Así, se mantendrán los 150 metros de distancia entre los establecimientos de juego y los centros escolares con menores de edad, pero cambiará el sistema para medirlos. Actualmente, se calculan teniendo en cuenta las vías que usaría una persona para ir andando de un punto a otro. Con la nueva ley se pasará a medir radialmente, con el que en la práctica la distancia será mayor.

Además, se unifican las distancias que deben separar a los distintos establecimientos. En la normativa vigente, se fijan 300 metros de distancia con el mismo tipo de establecimiento: por ejemplo, un salón de juego con otro salón de juego. Ahora se fijarán esos 300 metros entre cualquier tipo de establecimiento de juego, sean del tipo que sean. Esto es, un salón de juego tendrá que estar como mínimo a 300 metros de distancia de otro salón de juego, pero también de una tienda de apuestas o de un bingo.

Limitación del número de salones de juego

El nuevo texto incluirá la limitación del número de salones de juego y tiendas de apuestas que se pueden instalar en Galicia. Este mismo mes el Consello da Xunta ya aprobó un acuerdo para limitar las autorizaciones y evitar especulaciones antes de la entrada en vigor de este nuevo texto normativo. Este decreto está ahora mismo en trámite de exposición pública y fue otro de los temas tratados hoy en la Comisión de Juego.

De este modo, el número de autorizaciones en ambas tipologías estará limitado -igual que en el acuerdo aprobado transitoriamente- a las que ya existen en la actualidad y a las que están en tramitación. Esto es, el límite se sitúa en 118 salones de juego (97 ya funcionando y 21 expedientes pendientes) y 41 tiendas de apuesta, todas funcionando y sin ninguna solicitud en tramitación en la actualidad.

En esta misma línea, también se limitará el parque de máquinas recreativas y de máquinas de apuestas. Actualmente, cuando una máquina se daba de baja definitiva, podían autorizarse nuevas hasta llegar al límite máximo establecido. Con la nueva normativa, las máquinas que se den de baja irán reduciendo el límite máximo en la proporción correspondiente y no se podrán dar nuevas autorizaciones.

La regulación de la publicidad dentro de las competencias autonómicas será también una de las grandes atribuidas de esta nueva ley. Aunque se remitirá a un desarrollo reglamentario posterior y más específico, el nuevo texto ya determina que solo se permitirá la publicidad en prensa escrita y limitada a supuestos concretos y tasados en la norma, así como en los locales específicos de juego.

La nueva Ley del Juego también actualiza el régimen sancionador, con una nueva enumeración de las faltas mucho más adaptadas a la situación actual. Además, se aclara mejor quién es el responsable de las distintas infracciones.

Además, otro aspecto destacable es que el nuevo texto establecerá una nueva composición de la Comisión del Juego, del que pasarán a formar parte también las consellerías de Educación Sanidad y Política Social; sectores afectados; la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp); las asociaciones de ludópatas; y las asociaciones de consumidores y usuarios. Hasta ahora, formaban parte de esta Comisión representantes de distintos departamento de la Xunta y de los salas de juego, bingos y casinos.