biomasaLa conclusión a la que se llegó en el pleno realizado ayer en el Concello de O Barco es la de la inviabilidad de la planta de biomasa de la localidad, motivo por el cual no se volverá abrir.

Los nueve ediles del gobierno municipal contaron con los votos en contra de los concejales del PP (5) y del BNG (1).

El pleno resultó ser más accidentado de lo previsto en el cual se cruzaron reproches y calificaciones en términos de ‘cacicada’ por un letrero que en su día ubicó una empresa en las instalaciones (año 2012).

Tras el pleno la conclusión obtenida se resume en las palabras del concejal de Medio Ambiente, Sanidade e Educación, Aurentino Alonso Araujo: ‘A planta é inviable. O Concello non está en condicións económicas de volver a montar a planta’.

Debemos recordar que la puesta en marcha en su día de esta planta de biomasa supuso un desembolso de 240.000 pero en el incendio producido en el 2012 fue calcinada en una gran parte.