• Fonte da Cova, en la puerta de entrada a Trevinca, acogió el fin de semana a aficionados a la moto de España y Portugal

Fonte da Cova, en Trevinca, concentró a moteros de toda España y Portugal para disfrutar de una concentración muy especial, “Motoxeada 2017”, que este año cumplió su cuarta edición.

El evento reunió a más de 500 personas, si bien los inscritos fueron unos 150. El organizador de la concentración, el barquense Javier Guerrero, valoró muy positivamente la participación e interés por esta concentración ya que “es la más alta de España, es una forma de hacer mototurismo y se traduce en nuevos retos de aventura”. Y destacó el buen tiempo para su desarrollo ya que las carreteras estuvieron despejadas de nieve para el acceso hacia Fonte da Cova.

Eso sí, hizo frío, si bien es algo propio de la concentración “Motoxeada”, tal y como indica el nombre. Guerrero señaló que no es ningún inconveniente sino un aliciente para disfrutar del mundo de la moto en un lugar extraordinario como Trevinca.

Buena parte de los moteros se alojaron en el Centro de Desarrollo Turístico, que dispone de todo lo necesario para pasar un buen fin de semana, como hotel, camas y restaurante. Además, algunos montaron sus tiendas de campaña.

Hogueras, buena gastronomía y compañía fueron algunas de las notas dominantes de una concentración que cada año crece en participación.

  • En imágenes:

Bajo el frío

Camión quitanieves

El cartel

Fonte da Cova

Más motos y moteros al fondo

Moteros al fondo

Moteros en el balcón

Moteros en el interior del Hotel

Motos aparcadas

Motos en Fonte da Cova

Señalización

Tiendas de campaña de los moteros

Un asado para los moteros