El proyecto de la nueva sede de la CHMS saldrá a licitación en octubre de este año.

  • Funcional, sostenible y adaptado a las necesidades reales del organismo son las claves de este nuevo proyecto
  •  “Mirando de cerca el río”, lema que quiere transmitir la CHMS con este nuevo proyecto, velar por nuestros cauces fluviales y la cercanía y accesibilidad al ciudadano

IMG_1586

El presidente de la Confederación Hidrográfica  del Miño-Sil (CHMS), Francisco Marín, acompañado por el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, han presentado esta mañana en el salón de plenos del Ayuntamiento el anteproyecto del edificio que albergará la sede del organismo de cuenca.

“Se ha buscado un diseño funcional, concentrando en un solo edificio todas las oficinas de la CHMS en Ourense para conseguir una mayor eficiencia de los servicios públicos y una mayor comodidad para los ciudadanos que al realizar cualquier trámite ante el Organismo podrán hacerlo en un único lugar, evitando así desplazamientos innecesarios”, ha explicado el presidente.

1

Características

Esta nueva edificación, con una superficie total aproximada de 6.000 m2, se articula en tres volúmenes prismáticos de cuatro alturas (planta baja más 3) sobre rasante de la calle Francisco Lloréns, constando de un primer volumen paralelo a la Avenida Pardo de Cela, un segundo prisma triangular lindante con la citada calle, y un tercer prisma rectangular, intermedio entre ambos, que sirve de núcleo de comunicaciones y servicios del edificio.

Se ha diseñado un edificio acorde a las necesidades y estructura actual de la Confederación, con un mínimo de espacio excedente, tratando de conseguir un ahorro importante en la inversión.

Entre las características fundamentales habría que resaltar que trabajamos sobre un diseño flexible y escalable lo que implica que se opta por reducir al máximo las divisiones interiores fijas, en beneficio de un espacio diáfano compartimentado con particiones ligeras (cartón-yeso, vidrio, metal), fácilmente reconfigurables en función de las evolución de las necesidades; y escalable porque puede aumentar de superficie, añadiendo dos plantas más en el futuro si fuesen necesarias sin obligarse a remodelar la estructura, distribución e instalaciones de las plantas inferiores.

El fuerte desnivel de la parcela, cedida por el Ayuntamiento de Ourense, se ha aprovechado para generar las plantas de aparcamiento y archivo  integrando el conjunto en la trama urbana con el máximo aprovechamiento posible.

Se ha tenido muy en cuenta la eficiencia energética y la sostenibilidad y para ello se ha proyectado la orientación adecuada, ubicando la mayoría de los despachos en la fachada norte del edificio, lo que supondrá una reducción del consumo en refrigeración, dejando la fachada sur, más soleada, para los espacios comunes y de paso.

Por otra parte, y para reducir el consumo en iluminación el proyecto nos muestra un amplio corredor transversal intermedio que hace de pasarela interior de comunicación vertical y horizontal y permite la entrada de luz natural hacia los despachos más alejados de las fachadas exteriores.

“Desde un punto de vista simbólico y representativo de la cuenca del Miño-Sil, utilizaremos materiales de construcción autóctonos, como pizarra, granito, madera… Y en la fachada exterior del edificio proyectaremos, en propio vidrio, el  mapa que delimita e identifica nuestra demarcación hidrográfica dotando así a nuestra nueva sede de originalidad, simbología y personalidad propias”, ha concluido Marín.

PANEL_3