La institución  amplía actividades incorporando clases de Taichi y bailes de salón para las personas mayores mientras su plan de empleo logra colocar a 70 personas en dos años

La  Cruz Roja de Valdeorras , cuya sede está en O Barco, está  realizando una campaña de captación de voluntarios para  ejecutar con holgura el amplio programa de actividades que acerca a la población. En la actualidad, hay más de un centenar de voluntarios pero sólo 35 imparten los programas que brinda la institución.

Oficinas de la Cruz Roja en O Barco de Valdeorras

Oficinas de la Cruz Roja en O Barco de Valdeorras

En este momento, las actividades  más veteranas de Cruz Roja Valdeorras son: Estimulación cognitiva  para enfermos de alzheimer, apoyo escolar para niños,  clases de castellano para inmigrantes y lectura para adultos. También  imparte charlas en los  institutos para alumnos sobre  educación para la salud (sida, información sexual y prevención de conductas violentas, entre otras).. Además,  ofrece el servicio de Teleasistencia a personas que están solas y son, precisamente,  los voluntarios  los que visitan y hacen compañía a estos usuarios.  Ahora, acaba de incorporar otras dos nuevas actividades: Taichi y bailes de salón.

El presidente de Cruz Roja Valdeorras,  Mino Alonso Alejandre,   señala que “nos hacen falta más voluntarios para quitar la carga de trabajo a los que ya las están impartiendo y, al mismo tiempo,  asumir las dos nuevas de Taichi  y bailes de salón. En cuanto a  las actividades como apoyo escolar, lectura y clases de castellano  precisamos voluntarios capacitados, con una cierto nivel cultural”.

Mino Alonso considera que  la tarea de los voluntarios “es una labor impagable puesto que la realizan de forma desinteresada y altruista”.

Mino Alonso Alejandre, presidente de Cruz Roja Valdeorras

Mino Alonso Alejandre, presidente de Cruz Roja Valdeorras

El presidente del colectivo, cuenta  que el programa de lectura para  mayores está teniendo un gran éxito  pues “son personas, principalmente mujeres, que a lo largo de su vida,  por razones de trabajo en casa, o fuera de ella, no  han tenido tiempo de leer un libro y ahora les hace mucha ilusión. Leen un párrafo en voz alta, hacen un dictado y disfrutan mucho”.

En cuanto al programa que enseña castellano, esgrime que la mayoría “mujeres árabes. Además de trabajar con el idioma, los voluntarios las acompañan al comercio, para que lean las expresiones más frecuentes al comprar, e incluso al centro de salud cuando tienen que ir a consulta médica”.

La Cruz Roja Valdeorras  también tiene en marcha un plan de empleo, cofinanciado por el Fondo Social Europeo,  que,  a su vez, precisa voluntarios. Se puso en marcha hace dos años y medio y, en este tiempo, “ha conseguido unas 70 puestos de trabajo en todos los sectores (comercio, pizarra, bodegas de vino…) y hemos dado cursos de formación a 300 personas para la inserción en el mercado laboral. Estamos en crisis y se ha logrado que 70 familias tengan ingresos con lo que estamos muy orgullosos de este plan”,  aclara el presidente del colectivo.   Es  un servicio de colocación: Cualquier persona que esté desempleada se puede apuntar optando así a puestos de trabajo y cursos de formación.

Cristina Fernández Álvarez, coordinadora, Mino Alonso Alejandre, presidente de Cruz Roja Valdeorras y Lucía Fernández Rodríguez (monitora)

Cristina Fernández Álvarez, coordinadora, Mino Alonso Alejandre, presidente de Cruz Roja Valdeorras y Lucía Fernández Rodríguez (monitora)

Mino Alonso Alejandre es funcionario de la Administración Local y lleva tres años y medio como presidente de Cruz Roja Valdeorras, algo que le produce una  “satisfacción personal inmensa .Todos los programas son muy interesantes porque atienden a colectivos en situación de vulnerabilidad social.  Además, se ha triplicado el presupuesto en tres años pasando de 41.000 euros a 92.000 para 2016”.

La Cruz Roja Valdeorras crece. En la actualidad ronda los 550 socios. “El año pasado crecimos en 60 nuevos y yo creía que no iba a suceder debido a la crisis, pero la solidaridad es grande en la comarca. La sociedad valdeorresa es muy solidaria”, concluye  Mino Alonso Alejandre.

Mino Alonso y Cristina Fernandez

Mino Alonso y Cristina Fernandez