• Así lo recoge hoy el Diario Oficial de Galicia con la publicación de dos órdenes que acuerdan la entrega en propiedad de estos vehículos
  • Esta cesión se suma a las 42 renovaciones de motobombas municipales que la Xunta lleva hecho desde el año 2013, con el fin de mejorar el trabajo que se realiza desde los distritos forestales

 

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publica hoy dos órdenes de la Consellería de Medio Rural por la que se acuerda la cesión en propiedad de un vehículo motobomba al ayuntamiento del Barco de Valdeorras y otro a la Mancomunidad de ayuntamientos de O Carballiño.

De esta forma se refuerza el operativo de lucha contra los incendios forestales, dotando a las entidades locales de los medios necesarios para uno correcto funcionamiento del dispositivo. Esta cesión se suma a las 42 renovaciones de motobombas municipales que la Xunta ha hecho desde el año 2013, con el fin de mejorar el trabajo que se realiza desde los distritos forestales.

Esta aportación se hace conforme a la normativa reguladora de las bases del régimen local, que establece que les corresponde a los ayuntamientos ejercer en el ámbito territorial de su responsabilidad competencias en materia de prevención y extinción de incendios, en los términos de la legislación del Estado y de las comunidades autónomas. Así, cada una de las entidades que recibe una motobomba deberá cumplir con los deberes de la Dirección General de Tráfico y realizar el trámite de cambio de titularidad del vehículo, hacerse cargo de todos los gastos de mantenimiento del vehículo y los derivados de su uso, los propios del seguro, inspección técnica, etc.

Estos vehículos forman parte del operativo antiincendios de Medio Rural, que en la temporada de alto riesgo está compuesto por 360 motobombas, cisternas, palas, una treintena de medios aéreos y cerca de 7.000 trabajadores.