• La presidenta de la Asociación de Voluntarias de la Caridad de A Rúa desde considera que la solidaridad hay que ejercitarla todo el año, no sólo en Navidad

Marta Ansede Carballo, presidenta de la Asociación de Voluntarias de la Caridad de A Rúa

 

Marta Ansede Carballo es la presidenta de la Asociación de Voluntarias de la Caridad de A Rúa de Valdeorras desde hace aproximadamente hace seis años. Este colectivo brinda ayuda a las personas sin recursos a través de diversas iniciativas como un Ropero, Banco de Alimentos, el pago de alquileres o facturas de servicios básicos a los más desfavorecidos y atención a los transeúntes. Afirma que lo más gratificante de su labor es ayudar a los demás e invita a los ciudadanos a participar de forma activa en esta asociación. “Hace falta más gente, principalmente gente joven”, dice.

 

¿Cómo nació la Asociación de las Voluntarias de la Caridad?

Nació hace muchísimos años impulsada por Sor Celestina, religiosa que reunió a gente de la zona para tratar de ayudar a la gente necesitada. En este momento, trabajamos en A Rúa, en Petín y también atendemos a los transeúntes que pasan por esta zona.

 

¿Qué tipo de ayuda se brinda a las familias más desfavorecidas?

Ayudamos a la cobertura de algunas necesidades básicas. Tenemos un Ropero que abre los jueves por la tarde, para repartir ropa y calzado; también un Banco de Alimentos que los proporciona el Banco de Alimentos de Ourense y la Unión Europea. Para acceder a estos servicios, las familias pasan antes por los Servicios Sociales del Ayuntamiento de A Rúa. Después,  la asistente social se pone en contacto con nosotras para dar parte de la situación o necesidad de cada persona. En función de ello, ayudamos con alimentos y el pago de facturas de recibos y alquileres. En cuanto a los transeúntes, les damos bonos para pernoctar una noche en un establecimiento de la zona con derecho a una zona.

 

¿Por qué se animó a presidir esta asociación de voluntarias?

Realmente fue por pura casualidad. Era voluntaria y Sor Celestina me lo planteó hace aproximadamente seis años, en un momento en el que acaba de abandonar el cargo otra persona. Acepté proponiendo que buscase a otra persona y… hasta hoy.

 

¿Cuántas personas voluntarias hay?

Somos unas 11 o 12. Nos gustaría ser más. De hecho, yo animo a la gente a que colabore. Nos gustaría que entrasen personas voluntarias nuevas, pues es necesario ese relevo y renovación. Hay gente que trabaja desde hace muchos años y es normal que se tomen un descanso pues no hay que olvidar que cuando hacemos una cuestación (por ejemplo, vendiendo dulces) hay que pasar muchas horas de pie en la calle, con frío o calor. Invito a la gente a sumarse a la Asociación. Además, nos hace falta mucha gente joven, pues seguro que hay juventud con ganas de ayudar.

Marta Ansede Carballo

 

¿Hay muchas familias con necesidades básicas?

Con el tema de la crisis se incrementó un poco, pero posiblemente no se note tanto como en grandes ciudades donde se desplomó en su día la construcción y muchos negocios. Aún así, en A Rúa y Petín hay personas sin recursos, existe también el pobre vergonzante, que le da vergüenza pedir ayuda o, incluso, que se lo ofrezcas, de ahí que hay que tener siempre mucha delicadeza.

 

La labor de la Asociación es similar a la de Cáritas

Sí, claro. No abarcamos otras localidades porque en O Barco, por ejemplo, ya está Cáritas y Cruz Roja, que desarrollan esta tarea. No obstante, en alguna ocasión, hemos colaborado con Cáritas y no estaría mal trabajar conjuntamente y aunar fuerzas.

 

¿Qué es lo que más gratificante de ser voluntaria?

Lógicamente, como al resto de las voluntarias, poder ayudar a cualquier persona que lo necesite.  Además, después de realizar tantas actividades juntas, hemos hecho un grupo con muy buena relación y amistad. Esto nos ayuda mucho para continuar en esta tarea.

 

¿El bingo y  chocolatada  en el Casino de A Rúa se hizo aprovechando las fechas navideñas?

No. En realidad, programamos actividades para todo el  año. Y la solidaridad se puede ejercitar todo el año, no sólo en Navidad. Recaudamos fondos para poder ayudar con iniciativas como la chocolatada pero también con las cuotas anuales de los socios. Pedimos colaboración todo el año.

 

¿Hace falta más solidaridad?

Hay solidaridad, pero siempre hace falta más. Hay quien nos reprocha que demos ropa, por ejemplo, y luego que aparezca en un contenedor. Pero yo tengo la conciencia tranquila. Con eso hay que contar siempre, puede haber  un caso. Pero la mayoría de las personas que atendemos tienen una necesidad real.

Presidenta de la Asociación de Voluntarias de A rúa