Los niños del “Manuel Respino” de A Rúa dieron la clase al aire libre para descubrir cómo muda el paisaje en otoño

  • Jugaron en el parque del Campo de San Roque y comieron en el recinto

El parque del Campo de San Roque se convirtió en un “aula” de juegos y naturaleza para los más pequeños del colegio Manuel Respino de A Rúa. Las profesoras impartieron la clase de la mañana de ayer miércoles, 16 de noviembre,  al aire libre para que los niños viesen como muda el paisaje durante el otoño. “Se trata de pasar un ratiño no parque, comer algo, e que vexan os cambios que se producen no outono”, dijo Anisia Fernández, una de las docentes del “Manuel Respino”.

Y así lo hicieron, con la presencia también de algunos de los padres y madres. Los pequeños, comieron, jugaron, y descubrieron los colores del otoño. Fue una jornada muy especial, que entusiasmó a los niños,  y una forma también de inculcar valores como la convivencia entre los participantes.

La jornada en imágenes:

El parque del campo de San Roque
El parque del campo de San Roque

 

El parque, lleno de niños
El parque, lleno de niños

 

Jugando
Jugando

 

La hora de comer en el parque de San Roque
La hora de comer en el parque de San Roque

 

La profesora Anisia Fernández con una niña
La profesora Anisia Fernández con una niña

 

Marina, Efrén y un grupo de niños
Marina, Efrén y un grupo de niños

 

Momento tobogán
Momento tobogán

 

Niños, padres, madres y profersores
Niños, padres, madres y profesores

 

Tras el juego, la comida
Tras el juego, la comida

 

Un momento de reposo
Un momento de reposo