• El objetivo es evitar incendios, plagas y basura y en el caso de Vilamartín, las sanciones previstas oscilan entre los 60 y los 3.000 euros
Un terreno devorado por silvas y maleza en A Rúa

Un terreno devorado por silvas y maleza en A Rúa

 

Los ciudadanos tienen la obligación de mantener limpios y libre de maleza sus fincas, tierras y solares. El Concello de A Rúa, que preside María Albert (BNG), y el de Vilamartín, que encabeza Enrique Álvarez Barreiro (PSOE), han editado dos bandos, respectivamente, para recordar a los propietarios de terrenos que deben afrontar la limpieza por cuestión de higiene medioambiental pero también para evitar incendios y plagas. De no ser así, indican los alcales en ambos bandos, los infractores serán sancionados.

En el caso de A Rúa, el Concello señala que los dueños de terrenos que lindan con el núcleo urbano, parcelas y solares edificables, tienen la obligación de mantenerlos limpios y libres de maleza para evitar incendios así como basura y plagas de todo tipo. En este sentido, cita que los solares tienen que estar vallados tal y como viene recogido en diversas ordenanzas muncipales y según el artículo 26 de la Ordenanza Municipal de Convivencia. Además, advierte que en el caso de que los propietarios no acometan la limpieza se procederá a la aplicación de las sanciones previstas en la citada ordenanza.

Bando de limpieza de fincas del Concello de A Rúa

Bando de limpieza de fincas del Concello de A Rúa

 

Por su parte, el Concello de Vilamartín, señala que detecta un abandono de las fincas de todo el municipio y se remite a la legislación, concretamente al artículo 9 de la Lei 9/2002 de 30 de Decembro de Ordenación Urbanística e de Protección do Medio Rural y  a la Lei 3/2007 de 9 de abril de Prevención  e Defensa contra os incendios forestais de Galicia, para proponer a los vecinos que lleven a cabo la limpieza de sus fincas.

Bando del Concello de Vilamartín

Bando del Concello de Vilamartín

 

Además, el Concello de Vilamartín cita el artículo 14 de la ordenanza reguladora de terrenos y solares, y de protección contra incendios, en la que se contemplan sanciones que abarcan desde los 60 hasta los 3.000 euros. Concretamente, estipula infracciones leves: con multas desde 60 a 750 euros; infracciones graves: con multas desde 751 a 1.500 euros, e infracciones muy graves: con multas desde 1.501 hasta 3.000 euros.