• Esta vía rápida comunica el Norte de Portugal con el litoral luso pero también es paso hacia Galicia y Castilla y León siendo muy utilizada por los españoles
A-24, en el entorno de Chaves

A-24, en el entorno de Chaves

 

La A-24 , que arranca en la frontera lusa (Vila Verde da Raia-Chaves) con la provincia de Ourense (Verín) es una de las vías más transitadas de Portugal, y por muchos españoles (turistas, personas que trabajan en Portugal y transporte de mercancías), ya que comunica el Norte de Portugal con el litoral luso pero también es paso hacia Galicia y Castilla y León.  El inconveniente es que cuenta con peajes que llegan a ser inasumibles desde el punto de vista económico, sobre todo si es preciso utilizar dicha vía a diario, algo que está convirtiendo esta infraestructura en inalcanzable para los ciudadanos del Norte de Portugal.

Por este motivo, los alcaldes de la comarca de la comarca del  Alto Támega han exigido en los últimos días la reducción de los peajes de la A-24 considerando que se resta funcionalidad a la vía rápida quedándose en una infraestructura simbólica con poco uso.

A-24

A-24

 

“La A-24 atraviesa la comarca del Alto Tâmega hasta llegar al litoral y el interior del país luso y es paso obligado entre el Norte de Portugal, Galicia y Castilla y León”, expone la Cámara municipal de Chaves en un comunicado, argumentando que  los residentes de esta parte de Portugal esperaron décadas a la construcción de la autovía y que el Estado prometió en su día que no tendría coste para los usuarios. Sin embargo, no es así. En la actualidad no responde a criterios razonables en los precios. “Lo que no se puede aceptar es que los usuarios de esta vía paguen los peajes más caros de Portugal. Los ciudadanos no merece esta inadmisible discriminación, es una injusticia”, comenta la Cámara municipal de Chaves. En base a ello, los alcaldes del Alto Támega exigen la reducción inmediata de los peajes.

El recorrido Porto–Chaves-frontera ( y la red de autovías gallegas que tienen conexión con la misma) “tienen un coste más accesible, incluso la unión de Porto-Bragança cuya distancia es mayor”, esgrime la Cámara municipal.

La A-24 a su paso por Lamego

La A-24 a su paso por Lamego

 

Además, expone que hay razones de peso para rebajar los costes: La disponibilidad de los bienes públicos, es decir, las infraestructuras viarias son un importante factor de competitividad empresarial, “y en el caso de la A-24 es vital para el acceso por carretera a los mercados de origen y destino.”.  La segunda razón es que es algo de justicia, un derecho fundamental y, la tercera, la reducción de los costes en el transporte de los productos de la región, principalmente del sector primario (agricultura).

En este territorio no hay vías de comunicación alternativas que reúnan buenas condiciones para los desplazamientos. De hecho, fue esta deficiencia lo que llevó durante años a reclamar la construcción de la A-24, que llegó después de muchas reivindicaciones y protestas.

“Es necesaerio un equilibrio de solidaridad nacional para una región como la del Alto Támega que a lo largo de su historia ha sido discriminada”, esgrime la Cámara municipal, para concluir que “la reducción de los costes fundamental para el desarrollo de un territorio, determinante para el bienestar de las personas ya  sean de la zona o visitantes que cada vez más se dejan cautivar y escogen esta tierra de reconocida excelencia turística”.

Parte posterior de un ticket de la A-24

Parte posterior de un ticket de la A-24