image_gallery

 

Las Organizaciones de Productores Lácteos (OPL) son las únicas que tienen la capacidad de sentarse a negociar precios. La Xunta y el Gobierno Central lo que hicieron fue a poner a su disponer las herramientas jurídicas necesarias para tener un sector lácteo realmente fuerte. Así lo señaló esta mañana la conselleira del Medio Rural y del Mar, Rosa Quintana, en respuesta a una interpelación sobre el lácteo en el pleno del Parlamento.

La conselleira advirtió así del hecho de que las OPL son las que tienen la verdadera responsabilidad de negociar los precios, en representación de los ganaderos, reforzando así la posición que tienen estos a título individual.

Rosa Quintana indicó que desde “el minuto 1 tanto el Gobierno de la Xunta como el del Estado sólo tenemos un objetivo, que es el de defender los sectores estratégicos para Galicia, como es el lácteo. Y estamos haciéndolo con las herramientas jurídicas necesarias para tener un sector realmente fuerte”, añadió.

En este mismo sentido recordó que tuvieron que ser el actual Gobierno Gallego y el del Estado los que pusieron estos instrumentos al servicio del sector, ya que hasta lo de ahora no se había hecho. Así, señaló que en “tan sólo tres años de gestión del actual Gobierno Central se aprobó la Ley de la Cadena Alimentaria, el Real Decreto del Paquete Lácteo y se modificó ese decreto para darle más fuerza a los productores”, siempre con la participación de la Xunta. Una participación que –añadió– se hizo desde el consenso con el sector y especialmente con las tres organizaciones profesionales agrarias.

La conselleira hizo referencia también al informe elaborado por la Comisión Gallega de la Competencia sobre este sector que en el año 2013 se le remitió a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia y que este organismo recogió en la sentencia que multó recién la varias industrias por pactar precios. El análisis que hizo la Xunta se recoge punto por punto en esa sentencia, añadió.

Por contraposición, la conselleira indicó que en tiempos del gobierno bipartito el tribunal gallego de defensa de la competencia hizo un informe sobre el problema de la leche y todas las propuestas que tenía que hacer la Administración Autonómica las hizo el nuevo gobierno presidido por Núñez Feijóo.

En relación con los precios, la conselleira pidió que se analicen y que se miren los cuestes que tiene que afrontar el ganadero, para ver la verdadera rentabilidad de su explotación y añadió que esto es lo que hace la Xunta en contacto con el sector. Una defensa del lácteo que –indicó- incluso fue reconocida por los socialistas cántabros en su Parlamento autonómico, en el que señalaron que Galicia “es la única que se está moviendo para defender el sector”.

Sobre la supertaxa, la conselleira advirtió que las previsiones indicaban que este año se iba a producir esa multa, y por “eso el Ministerio y las comunidades autónomas teníamos el deber de advertirle esta cuestión al sector y que habían modificado sus producciones, porque no queremos llevar el sector a tener que pagar multas”.