Tejado de pizarraEl Clúster de la Pizarra de Galicia lleva con los ojos puestos ya un tiempo en el mercado francés. Y es que a fecha de hoy, la pizarra que coloca el país galo es un 7% de nuestra comarca lo cual abre un amplio abanico de posibilidades así como de cuota de un potencial crecimiento.

Para este ‘asalto’ al mercado francés, se está planificando una campaña de promoción de nuestra pizarra en la que, además de una agencia externa, está jugando un papel fundamental el Instituto Galego de Promoción Económica, que ‘reconoce el potencial crecimiento que la pizarra valdeorresa posee en Francia’.

Una forma de dar a conocer lo beneficios y propiedades de la pizarra de Valdeorras, aprovechando las nuevas tecnologías que permiten llegar tanto al mercado prescriptor como al mercado del cliente final, es la creación de una web en la que se muestran las características del producto, realizando además comparativas con otro tipo de materiales sustitutivos, con lo cual, el propio cliente final, a través de la misma, podrá percibir claramente los beneficios del uso de la pizarra de Valdeorras y gallega en general. Así lo indica Severino González, gerente del Cluster en una conversación mantenida con la redacción de este medio digital.

Pero otro es el aliciente para que nuestra pizarra vaya al ‘asalto’ del mercado galo: el plan de reformas urbanísticas que ha aprobado el gobierno del país vecino. Por eso desde ‘el Clúster se ha propuesto la creación de un ‘lobby’ que facilite la entrada y presentación de nuestros productos en diferentes administraciones públicas galas locales, explicando de antemano sus bondades y anteponiéndose a posibles normativas restrictivas’.

Y es que como indicamos hace unos días, el mercado de la pizarra de Valdeorras necesita de la exportación debido al estancamiento de la construcción en España y esta oportunidad se ns antoja muy interesante, con la idea de llegar a niveles de producción del año 2007, donde hablábamos de 300.000 millones de toneladas/año, frente a la cifra actual que es un tercio más reducida.