• Hizo también 51 test de drogas y resultaron positivas un total de 22


gc
La Guardia Civil de Tráfico
de la provincia de Ourense intensificó durante los días de Entroido sus labores de control y vigilancia. Así, durante el carnaval realizó un total de 2.576 pruebas de alcoholemia de las que tuvieron resultado positivo 83. Además, realizó 51 pruebas de drogas de las que dieron positivo un total de 22.

La Guardia Civil recuerda que la sanción por conducir bajo los efectos de drogas o alcohol puede llegar a 1.000 euros y la pérdida de 6 puntos en el carnet de conducir. Además, podría constituir un delito contra la seguridad vial, lo que lleva aparejado penas de prisión de tres a seis meses, multas de seis a doce meses y la privación del derecho a conducir vehículos a motor por tiempo superior a un año y hasta cuatro.