• María Antonia Vázquez Díaz dio lectura al pregón ahondando en la personalidad e identidad de la localidad

Lectura del pregón

 

La Feria de 1812 de Petín arrancó con la voz de María Antonia Vázquez Díaz, profesora de la Universidad de Oviedo, que dio vida al pregón realizando un retrato muy personal de la identidad de esta localidad, a la que llegó por primera vez en 1970, siendo natural de A Coruña, a raíz de su matrimonio con “Pepe”, expresó.

María Antonia Vázquez Díaz

 

Vázquez Díaz profundizó en los motes y apodos identificativos de las vecinas y vecinos, de las familias, siempre –apuntó- “cariñosos”, citando a O Cachelas, O Pirinolas, O Xudas, Os Periquitos, Os Españoles, O Chancachán, O Maduro, O Mono, O Barriguera, O Galego, O Zurdo, O Coxita, O Pesetiñas, O Corbatas, O Chaves …y así otros muchos más, lanzando al público la pregunta: ¿Hay nombres más bonitos que estos?, aludiendo a la característica personal de cada uno de los motes identificativos como sello único de cada persona, de personas “que hicieron pueblo”. En este sentido, argumentó que también las nuevas generaciones “siguen haciendo pueblo”.

Ambiente

 

Ensalzó las virtudes del pueblo, señalando que una de sus características es “el orgullo de ser de Petín”; también, “festeiro”, algo que, destacó, no equivale a que la gente no sea trabajadora, sino todo lo contrario. “Es un pueblo moderno y puesto al día. Creo que si en la actualidad apareciesen los franceses, hoy no pelearían, se quedarían, puesto que una de las características de Petín es su gran hospitalidad. El carácter de sus gentes es de acogida, no de rechazo. Todo el que viene por primera vez se siente como si tuviera amigos aquí de toda la vida. El que viene una vez a Petín, repite. Además, posee la filosofía del vive y deja vivir, y yo añadiría : y no me compliques la vida”.

Caballos

Finalmente, valoró que aquéllo de que “Petín pitou e por aí non pasou”, a parte de ser dicho “con muy mala baba por otros pueblos, se queda totalmente obsoleto. Petín pita y seguirá pitando y pasará de largo por delante de muchos otros pueblos. Y para los que le queremos, siempre nos quedará Petín”.

Miguel Bautista bailando con Carmen

 

Finalizado el pregón, la feria brinda durante todo el fin de semana la posibilidad de visitar las exposiciones de radios, barcos, bonsáis, maquetas así como de adquirir dulces artesanos, de degustar vinos o bien disfrutar del puesto de la organización, la Asociación Cultural Fonte Grande de la localidad, que año tras año hace que la feria sea única.

Las voluntarias de la Caridad

 

Otra de las visitas obligadas que siempre merece la pena es la de la “Corte do macho”, la colección de botellas de cerveza de Javier “Parra”.

En la Corte do Macho de Javier Parra

 

  • Más en imágenes:

De la organización

Bonsais

a Fundación Carpio por primera vez en la feria

Maquetas de barcos

Radios antiguas