• Sacará al mercado 500 botellas en su apuesta por la innovación y las prácticas sostenibles, que pasan también por la elaboración de vinos tintos sin sulfitos
Amavía de Crianza Bajo Velo, las pruebas

Amavía de Crianza Bajo Velo, las pruebas

 

La Cooperativa Virxe das Viñas de A Rúa elaborará por primera vez un vino de postreAmavía Crianza Bajo Velo, dentro de la marca Amavía (blanco). Es cien por cien “palomino fino”, también denominado jerez. La crianza se realizará en barrica de roble francés.

El enólogo de la cooperativa, Julio Ricarte, afirma que esta bodega lleva trabajando tres años en la creación de este nuevo vino y que se sacarán al mercado 500 botellas de forma experimental en diciembre.

Además, también está elaborando por primera vez vino tinto sin sulfitos, de la variedad garnacha, concretamente entre 1.200 y 1.300 litros, que se traducirá en unas 1.500 botellas que se pondrán en el mercado el próximo año.

Julio Ricarte cata el vino de postre experimental, Amavía de Crianza Bajo Velo

Julio Ricarte cata el vino de postre experimental, Amavía de Crianza Bajo Velo

 

Son los dos proyectos “estrella” para esta campaña, en su apuesta  por las prácticas sostenibles, innovación, diferenciación e investigación de vinos.

En cuanto al vino de postre señala que este tipo de caldos están olvidados “en esta zona y se elaboran muy poco. Son vinos secos. El objetivo es sacar mayor partido al palomino fino, a las características propias de la variedad”.

En su línea de investigación, la cooperativa de A Rúa, dice Ricarte, pretende recuperar y disfrutar de los sabores originales. Los fundamentos de los vinos son “el saber hacer basado en el amor a la tierra y la naturaleza, la observación y  la práctica de la viticultura sostenible manteniendo el respeto al equilibrio natural de los viñedos y las uvas”.

Además, destaca la “pasión por la excelencia, seleccionando las uvas, y sobre todo la tipicidad y la tradición con su respeto al vino dejando que se exprese la tierra”.

Julio Ricarte con el nuevo vino de postre en la mano

Julio Ricarte con el nuevo vino de postre en la mano

 

Ricarte argumenta que la apuesta por los valores de la tierra y la constante investigación lleva que “nuestros vinos son distintos, ni mejores ni peores, simplemente diferentes y con una personalidad única y singular. Esa es la línea que sigue la cooperativa en la que el tipo de suelo también marca la diferencia, en función de donde se críen, así como el trabajo de los viticultores”.

El año pasado, la cooperativa de A Rúa sacó al mercado un blanco sin sulfitos y ahora prepara cuidadosamente su tinto sin sulfitos y el nuevo vino de postre.