Xesús Vázquez Abad en su reunión con el obispo de Ourense

 

La Consellería de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria invertirá cerca de 300.000 euros en dos nuevas actuaciones para la conservación del patrimonio de la Catedral de Ourense, de tal forma que la aportación de la Xunta la este templo desde 2011 se elevará a más de 1,8 millones de euros. Así se acordó en una reunión mantenida con el obispo de Ourense, Leonardo Lemos Montanet; y con el deán, José Pérez Domínguez, en la que se concretó que las obras se centrarán en la reforma del sistema eléctrico y en el relevo de luminarias en la cubierta e interior del templo, y en la restauración de las rejas de la Capilla Mayor y de la decoración románica de la cabecera de la catedral.

Las obras que la Consellería está desarrollando en las cubiertas de la Catedral de San Martiño dejaron a la luz el avanzado estado de deterioro tanto de la instalación eléctrica cómo de la decoración románica. Esto llevó a la Consellería a comprometerse a acometer con la mayor diligencia estas mejoras con el fin de evitar cualquier tipo de peligro, tanto para el patrimonio cultural como para las personas. Además, hace falta señalar que dicha decoración, compuesta fundamentalmente por canzorros románicos, es uno de los elementos más antiguos de este templo, de un valor artístico y cultural, así como con más atractivo para los visitantes.

Estas nuevas intervenciones se suman a las ya en marcha y a las ya realizadas en los últimos años. En este sentido hace falta recordar que están en licitación – ya en fase de evaluación de ofertas- las obras para el acondicionamiento del patio que se encuentra entre la nave de la catedral y el edificio de Coengos, así como de las criptas que están por debajo de él. En concreto, los trabajos consistirán en la recuperación y acondicionamiento de este espacio, así como en la eliminación de humedades y en la restauración de las canterías y cubiertas de la zona. Esta actuación permitirá recuperar la vista de la fachada sur de la Catedral, en estos momentos parcialmente cubierta, con el que se ennoblecerá la entrada al Archivo Catedralicio y al edificio de Coengos. Los trabajos servirán, asimismo, para recuperar un espacio que podría destinarse a la ampliación del museo del templo, con la posibilidad de hacer en él una exposición de piezas pétreas al aire libre.

Asimismo, es inminente la adjudicación de la intervención para la recuperación de la portada medieval y limpieza de la fachada norte, para lo cual se realizarán tareas de limpieza de la superficie eliminando los elementos que ponen en riesgo su conservación, así como la reintegración de las piezas que fuesen necesarias.