SERGASLa conselleira de Sanidad, Rocío Mosquera Álvarez, donó sangre esta mañana, en el Edificio Administrativo del Sergas, en San Lázaro, acompañada por la directora del Centro de Transfusión de Galicia, María Inmaculada Rodríguez Calvo, e invitó a los gallegos y gallegas a continuar donando.

Mosquera señaló que actualmente los grupos más bajos son los A, con especial carencia del A Positivo. Además, dio a conocer los datos actualizados de donaciones de sangre en Galicia, que en lo que va de año registraron 35.670 donaciones. Supone un 4,7% menos que las 37.431 del año pasado a estas alturas.

Por eso, recordó que cada día son necesarias 500 donaciones de sangre para que los hospitales del Sergas puedan desarrollar con normalidad su actividad. El objetivo es conseguir un total de 121.000 donaciones en el conjunto del año.

Puentes festivos
En las jornadas previas a los puentes festivos, siempre resulta necesario reforzar el llamamiento a la participación de los ciudadanos, ya que puede incrementarse la demanda de componentes sanguíneos en los centros sanitarios por mor del aumento de los accidentes de tráfico.

El CTG ponen todas las facilidades para donar sangre, destacando la existencia de locales de atención permanente al donante emplazados en las siete grandes ciudades gallegas, así como la presencia de las diez unidades móviles del CTG en más de 30 ayuntamientos gallegos a lo largo de la presente semana.

Donación de médula ósea
La Consellería de Sanidad recuerda, también, a la ciudadanía de nuestra Comunidad Autónoma la importancia de la donación de médula ósea. La tal efecto, el Servicio Gallego de Salud y la Fundación Josep Carreras tienen a disposición de las gallegas y gallegos una página web http://galicia.medulaosea.org que facilita los trámites de registro a los potenciales donantes. De este modo, en esta dirección electrónica pueden ellos mismos apuntarse. Una vez que se anoten serán llamados para la correspondiente entrevista por parte de los profesionales sanitarios.

Pueden ser donantes de médula ósea las personas de 18 a 55 años que no padezcan ninguna enfermedad que pueda ser transmitida o poner en peligro su vida por el hecho de la donación.