• Circulaba por la N-525 a su paso por Tamallancos y cuenta con antecedentes por hechos similares

 

Guardia Civil de Ourense interceptó un conductor que triplicaba la tasa de alcoholemia. Los hechos ocurrieron, según informa la Subdelegación de Gobierno,  sobre las 21,00 horas del domingo, cuando el Centro Integrado de Atención de Emergencias de Galicia (CIAE-112), comunicó a la Central Operativa de Tráfico del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense  “que estaba recibiendo varias llamadas telefónicas, alertando de la presencia de un Peugeot 206, que circulaba de manera errática (en zig-zag), hacia Ourense, por la carretera N-525 (Zamora – Santiago), a la altura de la localidad de Tamallancos”.

Inmediatamente, se pasó aviso a las patrullas de servicio que se encontraban por la zona para que tratasen de localizar este vehículo y así poder comprobar en qué estado se encontraba su conductor.

Minutos más tarde, el CIAE -112,vuelve a informar que, otras personas daban la alerta de que el citado turismo iba haciendo “haciendo eses” por la recta de Tamallancos y que, en el cruce de A Peroxa se había desviado hacia Valdorregueiro por la carretera OU-150.

Es aquí, en los extrarradios de la capital, donde una patrulla del destacamento de Ourense lo localiza y, tras efectuar al conductor las pruebas para la detección de alcohol mediante en aire espirado, éste arrojó un resultado que triplicaba la tasa máxima permitida de 0,25 miligramos de alcohol por litro deaire espirado. Comprobada la base de datos de la D.G.T., a esta persona le constan antecedentes por hechos similares.

Como consecuencia de lo anterior, se instruyeron las correspondientes diligencias policiales dando cuenta a la autoridad judicial de la supuesta comisión de un delito contra la seguridad vial, por conducir un vehículo a motor superando las tasas de alcoholemia y presentar síntomas evidentes de hallarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

En el caso de ser condenado, se enfrentaría a la pena de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y la privación del derecho a conducir vehículos a motor o ciclomotores de 1 año y 1 día a 4 años.

Desde el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense, se quiere agradecer a todas las personas que han alertado del caso  la colaboración prestada, lo que ha permitido localizar a este conductor y, probablemente, evitó un, más que probable, siniestro vial de consecuencias impredecibles.

Al mismo tiempo se quiere destacar que, cada vez son más las personas que avisan de la presencia de conductores potencialmente peligrosos circulando por las carreteras, y que una simple llamada telefónica puede salvar vidas.