Galicia recibirá 6,4 M€ para impulsar las siete Reservas de la Biosfera

  • De los fondos europeos de recuperación
  • La Xunta dispondrá de 1,3 M€ para invertir en las tres reservas que gestiona directamente y repartirá 2,7 M€ entre los ayuntamientos a través de una nueva línea de subvenciones
  • El Gobierno del Estado quiere constituir un grupo de trabajo con las comunidades con el fin de fijar criterios comunes para la convocatoria de las ayudas en cada territorio

 

Galicia dispondrá de un total de 6,4 millones de euros procedentes de los fondos europeos del Plan de recuperación, transformación y resiliencia para invertir en actuaciones y medidas a desarrollar en las siete reservas de la biosfera existentes en la Comunidad.

Este fue uno de los asuntos centrales de la última reunión del Comité español del Programa Man and the Biosphere (MaB), celebrada hace unos días de forma telemática y en la que participó la directora general de Patrimonio Natural, Belén do Campo, en nombre de la Xunta.

Durante la reunión, los representantes del Estado y de las comunidades autónomas hablaron de las oportunidades que supondrá esta financiación extraordinaria para las 53 reservas de la biosfera españolas así como los criterios de distribución de las cuantías asignadas a cada territorio por parte del Estado, un reparto que se concretó el pasado 9 de julio.

En el caso de Galicia, hace falta precisar que la Xunta contará con 1,3 millones de euros para invertir en las tres reservas de la biosfera bajo su gestión directa —Transfronteriza Gerês-Xurés; Río Eo, Oscos y Terras de Burón; y Ribeira Sacra y Serras do Oribio y Courel—, mientras que los gestores de las otras cuatro reservas gallegas —Terras do Miño; Área de Allariz; Os Ancares Lucenses y Montes de Cervantes, Navia y Becerreá; y Mariñas Coruñesas-Terras do Mandeo— contarán en total con 1,8 millones de euros.

A este respecto, Belén do Campo propuso que la distribución de fondos entre los órganos gestores de estas cuatro reservas de la biosfera se articule a través de la firma de convenios con cada uno de ellos, una consulta que solicitó que trasladara el Estado ante la Comisión Europea para que confirme si sería factible de acuerdo con las condiciones del programa Next Generation.

Asimismo, la Comunidad gallega también recibirá 2,7 millones de euros para financiar un nuevo programa de subvenciones para los 86 ayuntamientos localizados en alguno de los siete territorios amparados bajo esta figura, y medio millón de euros para otra línea dirigida, en este caso, la entidades del tercer sector y comunidades de montes de estas zonas.

Con el fin de homogeneizar los criterios a seguir para la ejecución de los fondos europeos, durante la reunión el Gobierno del Estado propuso constituir un grupo de trabajo con las comunidades autónomas con reservas de la biosfera. En este sentido, Belén do Campo intervino para recordar que el reparto de la financiación reservada a este tipo de territorios le fue notificado a las comunidades ya a comienzos del pasado verano, en el marco de la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente celebrada el 9 de julio.

Por eso, consideró “urgente” que se concreten lo antes posible los términos y condiciones comunes a aplicar para que los gobiernos autonómicos puedan empezar a asignar estos fondos y se puedan traducir en actuaciones e inversiones sobre el terreno, teniendo en cuenta, sobre todo, que disponen de un plazo máximo de un año desde la concreción del reparto para elaborar las correspondientes órdenes de ayudas, convocarlas y resolverlas. Del mismo modo, instó al Ministerio a resolver con celeridad todas las consultas y dudas expuestas por la Xunta con relación la estos fondos.

Los 6,4 millones de euros asignados a las siete reservas de la biosfera de Galicia —que abarcan algo más de un millón de metros cuadrados de superficie y representan, por tanto, cerca del 35% del territorio gallego—supondrán una buena oportunidad para los ayuntamientos, empresas, entidades y población en general que forman parte de las mismas.

En este sentido, hace falta recordar que el pasado 15 de septiembre el Consejo Internacional de Coordinación del Programa MaB proclamó de forma oficial la Reserva de la Biosfera Ribeira Sacra y Serras do Oribio y Courel, un territorio a caballo entre las provincias de Lugo y Ourense que, gracias a la petición expresa de la Xunta ante el Gobierno central, también se podrá beneficiar de la financiación de la UE pese a su reciente declaración.