Galicia cumple el objetivo: Eurorregión consolidada

  • Galicia cierra la presidencia de la comunidad de trabajo Galicia-Norte de Portugal con el objetivo cumplido de consolidar la Eurorregión y desarrollar sus recursos
  • La Eurorregión captó de la Unión Europea 163 millones de euros para la puesta en marcha de 85 proyectos, siendo el área más beneficiado de la frontera hispano-lusa
  • El director general de Relaciones Exteriores y con la UE, Jesús Gamallo, y el director de la AECT, Xosé Lago, hicieron ayer balance de la presidencia gallega de la Comunidad de Trabajo Galicia-Norte de Portugal

 

El director general de Relaciones Exteriores y con la UE, Jesús Gamallo, calificó ayer como satisfactorio el balance de la presidencia gallega de la Comunidad de Trabajo Galicia-Norte de Portugal (CTG-NP), ya que

no solo se lograron los objetivos marcados, sino que se superaron ampliamente

, aseguró Gamallo.

Galicia, que preside ahora este organismo interregional, pasará en los próximos días a testigo a Portugal. En este período, la comunidad transfronteriza trabajó en su objetivo principal de consolidar la Eurorregión, pero también centró sus esfuerzos en la dinamización económica, la cooperación ambiental, la cooperación para el desarrollo de las infraestructuras y de la movilidad, la cooperación para la cercanía y el desarrollo de proyectos conjuntos en las áreas de cultura, educación y turismo.

Los mecanismos que permitieron avanzar en esos objetivos fueron el Plan de Inversión Conjuntos 2014-2020 (PIC 14-20) y la RIS3-T, que son instrumentos de programación propia de la Comunidad de Trabajo Galicia-Norte de Portugal, pioneros en Europa y que suponen fundamentalmente la priorización de las inversiones que se puedan conseguir, nombradamente, con los recursos europeos. Un tercer instrumento es el relativo a las aportaciones y la preparación de las Cumbres Ibéricas, porque en estas cumbres se avanza en la cooperación transfronteriza en áreas que exceden las propias competencias autonómicas, especialmente en las áreas de movilidad, infraestructuras y superación de los cuestes de contexto transfronterizos. Según el director general de Relaciones Exteriores y con la UE, “en todas estas áreas hay avances significativos”.

El esfuerzo y el interés demostrado por la Comunidad queda patente en el hecho de que se presentaron al Programa operativo de cooperación transfronteriza Interreg España-Portugal (POCTEP) más de 750 candidaturas en las dos primeras convocatorias en el conjunto de la frontera hispano-lusa, en las que se concedió una ayuda FEDER de más de 265 millones de euros. La Eurorregión ha sido el área más beneficiada tanto en el número de proyectos aprobados (85) cómo en la proporción de fondos captados (más de 163 millones de euros de gasto), lo que, a entender de Jesús Gamallo, “es señal de la vitalidad de nuestra Eurorregión en el conjunto de la frontera hispano-lusa”.

La Comunidad de Trabajo Galicia-Norte de Portugal fue constituida por la Xunta de Galicia y por la Comisión de Coordinación y Desarrollo Regional de la Región Norte de Portugal (CCDR-N) el 31 de octubre de 1991. Se trata de la comunidad de trabajo más antigua de la Península Ibérica y una de las de mayor y más estable trayectoria de la Unión Europea.

Su impacto en la mejora de las condiciones de vida de la población es más que evidente ya que, además del desarrollo de las infraestructuras ferroviarias, en estos años se pusieron en marcha programas como Interlumes, con un presupuesto de 9,1 millones de euros y en el que la Xunta participa con 4,5 millones, y que refuerza la capacidad operativa de respuesta a la extinción de incendios forestales en la frontera, con la puesta en marcha de la primera base de medios aéreos transfronterizos y la mejora de los medios materiales para labores de extinción y de vigilancia.

Otros programas que son resultado de la colaboraciones transfronteriza y que despertaron grande interese fueron Facendo Caminho -orientado a estructurar, proteger y poner en valor las rutas portuguesas del Camino de Santiago en la Eurorregión-, o Iacobus, de cooperación universitaria y fomento de la movilidad entre estudiantes.

Otro objetivo de la CTG-NP es la cooperación de cercanías, promovida a través de las eurociudades, creadas para compartir infraestructuras y servicios con la finalidad de ahorrar costes. En la raya existen cuatro eurociudades: Tui-Valença, Chaves-Verín, Cerveira-Tomiño y Salvaterra-Monçao. Todas ellas, con el apoyo activo de la Agrupación Europea de Cooperación Territorial Galicia-Norte de Portugal, encontraron la financiación idónea y necesaria para desarrollar gran cantidad de actividades de índole económica, cultural y deportiva que reforzaron y consolidaron la cooperación transfronteriza.

Como no podía ser de otro modo, la CTG-NP reaccionó de inmediato a la crisis sanitaria con la puesta en marcha del Plan para la reactivación de la cooperación de cercanías en la frontera del Norte de Portugal con Galicia, con la finalidad de conseguir para la zona una “discriminación positiva”, lo que se tradujo en la presentación de propuestas valoradas en 29 millones de euros.

Los intereses comunes en el ámbito cultural y lingüístico, y el esfuerzo de la CTG-NP por reforzar esos vínculos, dieron lugar a que, el pasado 17 de julio, España había ingresado como país observador asociado en la Comunidad de los Países de Lengua Portuguesa, lo que refuerza el balance positivo con el que Galicia cierra la presidencia de la Comunidad de Trabajo Galicia-Norte de Portugal.