• Quince alumnos se formaron en las especialidades de albañilería y jardinería en el taller de empleo que, con el apoyo de la Xunta, compartieron los ayuntamientos de Xinzo de Limia y Baltar
  • La delegada territorial, Marisol Díaz Mouteira, participó en el acto de clausura y entrega de diplomas de esta iniciativa que contó con una aportación de cerca de 225.000 euros por parte de la Consellería de Economía, Empleo e Industria

 

La delegada territorial de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira, acompañada de la alcaldesa del Ayuntamiento de Xinzo de Limia, Elvira Lama, y del alcalde del Ayuntamiento de Baltar, José Antonio Feijóo, participó ayer en el acto de clausura y entrega de diplomas a los 15 desempleados que finalizaron el taller de empleo que compartieron ambos municipios.

Esta iniciativa, que contó con una aportación de la Consellería de Economía, Empleo e Industria de cerca de 225.000 euros, sirvió para que el alumnado accediese a un puesto de trabajo durante nueve meses, al tiempo que también recibieron formación en las especialidades de fabricas de albañilería e instalación y mantenimiento de jardines y zonas verdes.

El alumnado que se formó y trabajó en este taller realizó labores que sirvieron para promover actuaciones de interés público. Así, en el Ayuntamiento de Xinzo de Limia, realizaron una delimitación física de la parte este y norte del parque Alameda do Toural, así como una nueva delimitación del parque Ponte da Lima, donde instalaron riego automático y plantaron árboles y flores.

Por su parte, en el Ayuntamiento de Baltar las labores consistieron en podas, limpiezas y desbroces en los campos de fiestas del ayuntamiento y de A Boullosa, lijado y pintado de barandillas en Vilamaior de Boullosa y en la piscina municipal, reparaciones de filtraciones y asentado del muro de la carretera Sampaio-Sabucedo y podas, limpiezas y desbroces en el exterior del Centro de Salud del ayuntamiento.

Díaz Mouteira destacó la importancia de mejorar la calificación de los desempleados para favorecer su acceso al mercado laboral y dar respuesta, a la vez, a las necesidades reales de los principales sectores productivos de la Comunidad, al tiempo que subrayó la utilidad de estos programas mixtos de empleo y formación, que permitieron a sus participantes la posibilidad de tener un contrato laboral mientras se formaban.