• Será presentado mañana, miércoles, en la Biblioteca de A Rúa por sus autores, José Fernando Calderero  y Andrés Calderero Aldecoa, padre e hijo

Uno de los autores, José F. Calderero Hernández

 

La Biblioteca de A Rúa acoge mañana, miércoles, 12 de abril, a partir de las 20,30 horas la presentación del libro “Filosofía y sentido común”, de la editorial Sekotia, escrito conjuntamente por José Fernando Calderero Hernández y Andrés Calderero Aldecoa, que son padre e hijo. Se trata de un trabajo que invita a descubrir los tesoros que cada uno tiene encerrados en su interior y que trata de promover el pensamiento crítico de las personas.

Los autores afirman que “nos gustaría agradecer al Concello de A Rúa la oportunidad que nos brinda de presentar nuestro libro en un sitio tan querido por nosotros donde tenemos tantos amigos y parientes”. Y es que ambos, aunque residen en Madrid, tienen raíces en A Rúa. Además, afirman que  “también queremos agradecer públicamente su apoyo a la profesora Mª Ángeles Almacellas, autora del prólogo, al eminente profesor Alfonso López Quintás por el muy interesante epílogo y al Dr. Álvaro Romo de la Rosa, Secretario General de la International Association of University Presidents (IAUP) por sus palabras.

En la presentación del libro indicarán que quien desee comentar con los autores algo de su contenido, o cualquier otra cosa, los autores están a su disposición en @JFCalderero y en @andrescalderero.

¿Cuál es el objetivo del libro y en qué género se podría encuadrar?

El editor (Sekotia) lo ha incluido en la categoría “Reflejos de Actualidad” y nos gusta, ya que nos aleja de posibles interpretaciones que pudieran asociar nuestro libro con algo alejado de la problemática humana actual.

Hemos escrito el libro para ayudar a muchas personas a descubrir los muy valiosos tesoros que todos encerramos en nuestro interior y que, en muchas más ocasiones de lo deseable, permanecen ocultos incluso a nuestros propios ojos. En concreto, queremos, con un tono divulgativo, promover el pensamiento crítico como una necesidad humana esencial; de todos, no solo de los intelectuales o los líderes sociales o políticos.

Filosofía y Sentido Común. Dos palabras profundas y amplias, ¿por qué este título?

Nuestra idea al unir esas dos palabras es acercar a las personas corrientes, es decir, a todos, algo tan denostado hoy día, incluso por los planes de estudio, como es la Filosofía.

Pretendemos evitar que se vea la Filosofía como un saber teórico, alejado de la vida real. Más que como erudición técnica sobre conceptos complicados, proponemos acercarnos a ella con sencillez para calmar esa “hambre y sed” de sentido y significado que todos tenemos sobre la realidad en su conjunto y sobre las diferentes realidades. Y también como un ayuda para tener una vida más plena.

El libro consta de dos autores, padre e hijo.  ¿Qué ha sido lo más difícil y fácil de esta coautoría?

Ha sido un trabajo muy interesante y estimulante. La comunicación y la colaboración ha fluido de forma muy satisfactoria; no ha habido grandes problemas. Nos gustaría destacar cómo hemos logrado encontrar acuerdo en la redacción de todas y cada una de las frases del texto a pesar de la diferencia de edad y de las distintas experiencias vitales personales. De hecho, es una idea que nos gustaría “contagiar”: si en el diálogo, o en el trabajo o la convivencia social, nos elevamos, o profundizamos, lo suficiente encontramos muchos más puntos de unión y posible colaboración que de enfrentamiento.

En un tiempo convulso como el actual, donde hay una clara pérdida de valores, donde se da todo hecho, donde impera internet, el exceso de información… ¿hay cabida para la filosofía, el espíritu crítico, el pensar por uno mismo….?

¿Hay algún tiempo no convulso? Desde luego, es cierto que el mundo, la sociedad, la “vida” es mucho más “líquida”; nos dejamos arrastrar por la inmediatez de los requerimientos, las peticiones, las exigencias, que nos hacemos unos  a otros.

Si uno se cree todo lo que se publica en Internet o en las redes sociales es seguro que acabará a corto plazo absolutamente desinformado y corre peligro de engañarse, incluso en cuestiones importantes, pero si desconfía de todo y no se cree nada de lo publicado tampoco sale mejor parado. La solución, la única solución es el desarrollo de la prudencia, de la adquisición y desarrollo del sentido crítico que, dentro de un grado razonable de incertidumbre, nos permite otorgar más credibilidad a aquellas personas e instituciones más fiables. Hoy, más que nunca, es imprescindible para una vida digna, incluso para la supervivencia, conseguir un nivel suficiente de sentido crítico.

En alguna entrevista han dicho que el libro es una búsqueda de la verdad.  Cuando habla de verdad a qué se refiere?

No es fácil explicarlo aquí, ahora, en unas pocas frases; casi lo mejor será leer el libro. Bromas aparte,  la palabra “verdad”, como muchas otras, tiene varios significados. Uno de ellos, importante, es identificarla como lo contrario de la mentira. Decir la verdad, es decir lo que uno piensa, sin doblez ni engaño.

Nosotros nos referimos a ella, en varias ocasiones, como “lo real”; aquello que “es como es”, independientemente de cómo lo veamos o interpretemos. La forma en la que ven un árbol verde, un daltónico o un miope es distinta, pero el árbol está ahí aunque nadie lo esté observando. Si aceptásemos que las “cosas son como las vemos”, ¿qué sentido tiene investigar si toda percepción o conclusión es igualmente válida? Es importante no confundir la realidad con sus diferentes percepciones subjetivas.

¿Qué les gustaría que entendiese el lector de este libro?

Que él/ella es el protagonista de su propia vida y tiene el derecho/deber de “gestionarla” para su propio bien, que “casualmente” coincide con el bien de la Humanidad y el de la Naturaleza. Que la persona humana no puede, no debe, ser el resultado inerte de acciones ajenas, por muy bien intencionadas que éstas sean.

Cartel presentación

 

Biografía:

José Fernando Calderero  es Dr. en Filosofía y Ciencias de la Educación. Licenciado  en Ciencias Químicas. Miembro del Grupo de Investigación Educación Personalizada en la Era Digital” (EPEDIG). Profesor de “Teoría y Práctica de la Investigación Educativa” y de “Ciclos Vitales y Comunicación Familiar” en la UNIR. Vicepresidente de la Fundación “Padres por la Excelencia, Padrex”. Presidente del Capítulo de Educación de AEDOS. Ha sido Decano de la Facultad de Educación de la UNIR, Subdirector del Área de Educación del C. U. Villanueva, adscrito a la UCM, profesor de la Universidad de Navarra y del Bachelor of Education de la University of Wales. Ponente en cursos para profesores y directivos en España y América. 27 años de directivo y profesor universitario. 24 años como director y profesor de colegios e institutos de bachillerato. Autor de libros educativos. Director de tesis.

Por su parte, Andrés Calderero, está cursando el Grado de Filosofía en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Profesor de apoyo para grupos de recuperación en Colegio Los Olmos (2008-2010). Becario en tareas de documentación en el periódico ABC (2010-2012). Amplia experiencia como profesor particular. Fundador, compositor y guitarrista del grupo “Alias”.